La revolución Meiji (1868-1912)

Entre 1867 y 1912 tiene lugar la época Meiji en la que se desarrolla definitivamente un Japón nuevo que, abierto al mundo, sabe guardar sus tradiciones esenciales. A la muerte del emperador Komei, en 1867, el nuevo emperador Mutsu-hito eligió el nombre de Meiji (Gobierno de la luz) para designar su reinado. Los principios del gobierno iluminado fueron restablecer la autoridad del Emperador y la occidentalización, es decir, el fin de la época feudal y la conversión de Japón en el primer país no occidental que desarrolla las técnicas de la Primera Revolución Industrial.

Mapa de Japón

Mapa de Japón

MUTSU-HITO se instala en el Tokio tras debilitar el shogun y reafirmar el Mikado. Dirige los cambios, con lo que produce una revolución desde arriba y aúna tradición y modernidad. Se produce un cambio religioso recuperando el shintoismo, que incluye el culto a los antepasados, la exaltación del Emperador –por lo que es una religión de Estado- y permite adoptar instituciones liberales y asimilar técnicas occidentales. Para ello, estudian en universidades de Europa y Estados Unidos, cogiendo lo mejor de cada lugar: la estructura educativa y la organización del ejército alemán, la estructura parlamentaria y la ingeniería naval británica, y la reforma del ejército y el código penal francés.
La reforma político-institucional se basa en la formación de una Asamblea Consultiva, la proclamación del Código Jurado de los Cinco Artículos por el emperador y la creación de la primera estructura del gobierno Meiji, el Seitaisho, en el que mezclan burocracia tradicional y formas de representación occidental con división de poderes.
En 1869 los daimyo restituyen los dominios al trono, pero se erigen como gobernadores de los han, que dos años más tarde se deciden en departamentos. Con la creación en 1873 del Ministerio del Interior, los nuevos gobernadores se nombran desde Tokio y se controla plenamente la administración local. Para completar las medidas crean un ejército unificado y el reclutamiento obligatorio consuma la medida.
Entre 1870-80 se realizaron reformas sociales, suprimiendo los privilegios de clase, dando igualdad jurídica e implantando códigos penales similares a los franceses. Se utiliza el vestido occidental en ceremonias oficiales, se consume carne, se implanta el calendario gregoriano y se crea la enseñanza obligatoria.
Las reformas económico- financieras consistieron en la reorganización de la circulación monetaria en un sistema decimal, el yen, como nueva moneda. Ahora el poder legislativo controla el gasto público, se elabora un catastro y se permite la venta de tierras. Se produce una reforma agraria (1873), con más sentido social que económico, los impuestos debían ser pagados por el individuo –no por la aldea-, sobre la base de la tierra –no por cosecha- debían darse directamente al Estado –no al daimyo- y debían pagarse en metálico –no en especie-.
La creación del Ministerio de Industria (1870) supuso el despegue industrial-capitalista. Las direcciones gubernamentales eran el desarrollo de una industria de consumo textil, basada en el algodón y la seda; desarrollo de industrias estratégicas –armamento y arsenales-; desarrollo de transportes, dando prioridad a los marítimos; desarrollo de industrias pesadas (minas de carbón, oro y plata y construcción); y la colonización de Hokkaido (segunda isla más grande de Japón, al norte de la isla principal).
En 1889 proclama una Carta Otorgada que propone una dieta bicameral, sufragio censitario (1% de la población) para la cámara baja (cuyo único poder era negarse a votar el presupuesto) y reconoce derechos y libertades de prensa, expresión, reunión, religión y propiedad privada. Salvaguarda el poder imperial con el derecho de enmienda, el derecho a suspender la actividad de las cámaras y promulgar decretos-leyes, la potestad de declarar guerra y paz y el nombramiento de los diputados de la cámara alta.

EL IMPERIALISMO JAPONÉS (1890-1914).

La consolidación política y el crecimiento económico llevaron de forma inevitable a la expansión japonesa a través de diversas fases.

Expansión Japonesa hasta la II Guerra Mundial

Expansión Japonesa hasta la II Guerra Mundial

a) 1853 y 1871 Japón no tiene más remedio que realizar concesiones ante las potencias europeas. Desde 1868 trata de proteger a los ciudadanos extranjeros y trata de reducir la presión exterior sobre el país.
b) 1871-1894 Japón tiene dos objetivos en su política exterior: asegurar la posición internacional y alcanzar la revisión de los tratados desiguales. En 1876 ya había firmado un tratado comercial con China, controlando las islas Bonin, conquistado las islas Ryu-Kyu y las Kuriles (arrebatadas a Rusia) y firmado un tratado de comercio con Corea, que será la base para su posterior independencia de China. En 1894 firma con Gran Bretaña un acuerdo que pone fin a la extraterritorialidad de Japón para 1899, y las demás potencias le siguieron. No tuvo autonomía arancelaria hasta 1911, pero al menos había suprimido la parte más molesta de los tratados desiguales.
Su política expansionista lleva a la tensión con China y Rusia, y al acercamiento de Gran Bretaña que ve en Japón un freno al avance ruso en Asia.
c) 1894-1914 Japón se enfrenta a China en la Guerra chino-japonesa (1894-95) por la obtención de Corea. La victoria nipona supone obtener el Protectorado de Corea, Formosa (Taiwán), isla de Pescadores, la península de Liaotung (Port Arthur), una indemnización y un tratado comercial favorable. En seguida Rusia, con sus aliadas Francia y Alemania, protestó y presionaron a Japón para que devolviera a China la península de Liaotung (que luego se quedaría Rusia). La impotencia de Japón hizo que aceptara. Esto llevó a la Guerra ruso-japonesa (1904-1905), con la que finalmente obtiene la península de Liadong, parte de Sanjalín y derechos e intereses en Manchuria (ferrocarril). Con esta guerra Japón se erige como potencia en Extremo Oriente. Así, en 1905 establece un protectorado en Corea hasta que en 1910 la anexiona totalmente. Acordó con Rusia el reparto de Manchuria, quedando el norte y oeste para Rusia, y el resto para los nipones.

En 1912 muere Mutsu-hito poniendo fin a esta fase, en la que se consolida el desarrollo económico y político de Japón y se erige como potencia dominante en Asia.

About these ads

22 pensamientos en “La revolución Meiji (1868-1912)

  1. Potencia dominante pero ¿no se supone que todo el mundo les critica por abaratar constantemente el precio del dinero? jur.

    PD: Linko a una entrevista a Kirai un blogger emprendedor (que curró en el CERN de Suiza y lo está petando por tierras niponas) y habla un poquito de la diferentes formas de ver la economía en España y en Japan:

    http://www.laflecha.net/entrevistas/hector-kirai-garcia-blogger-y-emprendedor

    PD2: ¿y el mang qué :)?

  2. Pingback: Las alianzas de la “Gran Guerra” o Primera Guerra Mundial « La Potnia

  3. Pingback: Una pequeña revisión… « La Potnia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s