¿Quién fue Enrique VIII? Sus mujeres, reinado y legado

Enrique VIII fue rey de Inglaterra, concretamente desde 1509 hasta 1547, año en que murió. Fue hijo de Enrique VII (1457-1509) fundador de la dinastía Tudor, al poner fin a la Guerra de las dos Rosas.  Enrique VIII, no era el primogénito, así que heredó el trono tras la muerte de su hermano Arturo.

Lo más conocido de Enrique VIII fue que estuvo casado con seis mujeres, concubinas aparte. Sin embargo, no hay que olvidar que  pasó a la historia por otros hechos destacables como: ejercer una monarquía absolutista en su país y romper con la Iglesia católica para fundar una nueva doctrina religiosa, el anglicanismo.

Las mujeres de Enrique VIII

Para entender algunos aspectos de su política debemos entender primero su vida personal, pues estuvo muy ligada a la evolución de la nación.

1.- CATALINA DE ARAGÓN

Era hija de los reyes católicos, y se casó primero con Arturo, el hermano mayor de Enrique. Al morir este y tras varios años en los que vivió abandonada tanto por sus padres como por el monarca Enrique VII, se casó con su heredero al trono, Enrique VIII. Enrique y Catalina tuvieron una niña, María, pero ninguno de los hijos varones sobrevivió. Esto enfadó mucho a Enrique y solicitó al Papa la anulación matrimonial como pretexto para casarse con Ana Bolena. Como no consiguió la bula papal, se separó de la iglesia católica y obtuvo el divorcio a través del parlamento inglés.

Catalina de Aragón, mujer de Enrique VIII

2.- ANA BOLENA

Es tal vez, junto a Catalina, la más famosa de las mujeres de Enrique VIII. De hecho, hay muchos libros, series y películas enfocadas en este personaje. Su papel fue determinante en la creación de la nueva doctrina, ya que ella creía en ciertas ideas protestantes. Se casó con Enrique y tuvieron como descendencia otra niña, Isabel, pero luego no pudo tener más niños. Por ello, Enrique la acusó de adulterio y otros cargos para deshacerse de ella, siendo decapitada. Así quedó libre para el tercer matrimonio.

3.- JANE SEYMOUR

Al igual que Ana Bolena, era dama de compañía de la reina en la corte de Enrique VIII. Jane Seymour logró darle un descendiente varón, Eduardo VI, pero ella murió de fiebres a los seis días del parto. Esto la convirtió en casi una santa en la memoria de Enrique VIII.

Jane Seymour, mujer de Enrique VIII

4.- ANA DE CLEVES

A Ana de Cleves la trajeron expresamente de entre los nobles alemanes para casarse con Enrique VII. Fue un matrimonio concertado, ya que  ninguna heredera de importancia en Euopa quería casarse con Enrique VIII tras la suerte de sus anteriores esposas. La eligió a través de un retrato que pintó de ella el artista Hans Holbein, el joven. Sin embargo, parece que el monarca no la encontró de su gusto cuando llegó a la corte y la repudió.

De esta forma, su cuarta esposa duró apenas seis meses. Para su separación alegó que el matrimonio no se había consumado, y la declaró “hermana del rey”, quedando durante toda su vida como amiga de la familia real.

5.- CATALINA HOWARD.

Catalanina Howard era un joven de la corte que por la ambición de su familia, accedió a casarse con un Enrique VIII ya anciano, cojo y gordo. Por intrigas de la corte, su matrimonio duró dos años, tras los cuales declararon la nulidad y la dacapitaron. De esta forma, siguió la misma suerte que su prima, Ana Bolena. Está visto que era arriesgado formar parte de la realeza en Inglaterra, sobre todo, si eras mujer.

6.- CATALINA PARR.

Este hombre sufría debilidad por las “catalinas”, así que se hizo con la tercera. Catalina Parr era una mujer madura, a diferencia de la anterior esposa de Enrique VIII. Ésta se había casado ya dos veces, por lo que Enrique era su tercer esposo, y aún le quedó por conocer un cuarto. El cuarto fue Thomas Seymour, tío de Eduardo VI (el hijo que nació de Jane Seymour).

El reinado de Enrique VIII

El reinado de Enrique VIII en el ámbito político logró aumentar el poder real. Esto fue en detrimento del poder eclasiástico. Asimismo fortaleció el Parlamento como institución, tanto de consulta del rey como de representación de los ciudadanos del rey. A través de complicados y contradictorios pactos con Francia (con Francisco I) y España (con Carlos I de Austria), logró cierta trascendencia a nivel europeo. Su aumento de poder en Europa se reforzó por la creación de una magnífica flota de guerra. Realizó algunas campañas en Escocia, pero no le sirvieron para unificar Gran Bretaña.

En el ámbito socio-cultural podemos decir que Enrique VIII fue un gran mecenas. De hecho, Hans Holbein el joven, pintó numerosos retratos suyos y de su corte. Estuvo atraido por la música, la lectura, el teatro siendo considerado comoel hombre perfecto del Renacimiento (hombre de armas y de letras). Debido a su gusto por la cultura, mantuvo una gran amistad con el humanista Thomas Moro, hasta que decidió decapitarle por ser más fiel al Papa que a su nueva iglesia.

En cuanto a la religión, ya hemos dicho, que fue trascendental el proceso de nulidad de su matrimonio con Catalina de Aragón, a través del cardenal Wolsey, que era su canciller (equivalente a primer ministro). El hecho de que Carlos I de España, fuese sobrino de Catalina y estuviera en contra de esa nulidad, hizo al papado declinar la petición.

Así, con su poder de monarca absoluto, decidió romper las relaciones con Roma, y declarar que a partir de ese momento, no se reconocería la autoridad del Papa en Inglaterra. A partir de ese momento, la máxima autoridad, real y eclesiástica, era el rey de Inglaterra, como representante de Dios en la Tierra. A partir de aquí, fueron sumando las reformas que creyeron convenientes para hacer una religión “a la carta”. Tomaron muchas ideas de los calvinistas -que ya habían logrado su revolución en el norte de Europa-.

El legado de Enrique VIII

Como hemos visto, Enrique VIII tuvo tres hijos (un niño y dos niñas) y todos pudieron gozar del trono de su padre, cada uno a su debido tiempo.

Por supuesto, el primero en gozarlo fue Eduardo VI (1547-53) por tratarse de un varón a pesar de contar con sólo 9 años. A su muerte subió al trono su prima Juana Grey, por delante de las hijas de Enrique VIII, ya que MAría, hija de Catalina de aRagón, era católica y deharía todas las reformas religiosas, e Isabel, hija de Ana Bolena, había caído en desgradia desde la decapitación de su madre.

El reinado de Juana Grey, sin embargo, duró sólo por nueve días porque el pueblo prefería  a su hermanastra María I Tudor, la primera hija de Enrique VIII.

María I (hija de Catalina de Aragon) entre 1553-1558, intentó revocar todas las medidas religiosas de su padre pues ella , era fervientemente católica. Su muerte sin descendencia  frustó sus esfuerzos de consolidar de nuevo la religión católica en Inglaterra  porque su hermanastra Isabel I, restableció el anglicanismo y se erigió cabeza de la Iglesia Anglicana. Por su negación a casarse y tener hijos, Isabel I fue la última de los Tudor.

Isabel I de Tudor, hija de Enrique VIII y Ana Bolena

¿Conocías la historia de Enrique VIII? ¿Te interesa conocer más sobre las mujeres con las que estuvo casado? ¿Qué otros periodos de la Historia de Inglaterra te interesan? Cuentámelo en los comentarios.

17 comentarios sobre “¿Quién fue Enrique VIII? Sus mujeres, reinado y legado

  1. Una broma y algo serio
    No se para que invento el divorcio si el pobre enviudaba
    Y ahora lo serio
    Yo aunque soy catolico respeto a los luteranos porque se separo Lutero de la iglesia por discrepancias. Ademas la mayoria de los puntos que vi en la pelicula Martin Lutero en la actualidad no los tiene la iglesia. Pero el anglicanismo no me parece serio cuando la crisis de fe fue porque odiaba a su mujer y queria ponerle los cuernos con otra. Vale que entonces las bodas eran obligadas pero lo que fue haciendo a las siguientes me da la razon en lo cabron que era. Ademas no es mucha humildad que el sea el equivalente al papa

    1. Hombre hay que reconocer que la humildad, no estaba entre las virtudes de los monarcas absolutistas…eso de estar ahí por gracia divina, no es muy humilde que digamos…
      Pero estoy de acuerdo contigo en que entiendo las religiones que provienen de la reforma protestante, como el luteranismo y el calvinismo, ya que vienen desde una reflexión ideológica y religiosa sobre el funcionamiento y las normas de la Iglesia; pero no entiendo una religión que se proclama por despecho y soberbia, como ésta. Sin embargo, hay que reconocer que si bien sus orígenes fueron algo turbios, los preceptos actuales de la Iglesia anglicana son muy respetables.

  2. Te he hecho caso. No he leído el post entero por miedo a spoilers en la serie The Tudors 🙂

    Te ha faltado comentar que con su canción Ptrick Swayze enamoró a su novia en Ghost.

  3. segun enrrique VIII como se podia obtener la solucion de los pecados necesito la respuesta urgente si estas leyendo esto y tienes la respuesta aqui va mi facebook
    Sofia Alejandra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s