Hebreos, israelitas y judíos.

Últimamente he investigado un poco en el mundo de los judíos. Admito que ha sido una incursión muy liviana y superficial. Pero sólo con un pequeño vistazo he hallado algunas curiosidades. La primera de ellas es la diferencia entre los términos hebreo, israelita y judío. Estos términos aparecieron en el orden nombrado y no otro, y me sorprende que exista el término israelita antes de que los judíos constituyeran el Estado de Israel (1947). Veamos:

Hebreo: significa literalemente “el que viene del otro lado” haciendo referencia a Abraham (padre de las tres religiones del libro – judaismo, cristianismo e islamismo-). Abraham venía desde Canán (Mesopotamia) y a todos sus descendientes se les fue llamando hebreos.

Israelita: viene de Israel que significa “el que ha luchado con Dios” que fue el título que se le dió a Jacob (nieto de Abraham) como bendición al ganar el enfrentamiento contra un ángel. Así en la biblia llaman israelitas o “pueblo de Israel” a todos los descendientes de este patriarca.

Judío: es un término posterior que significa “proveniente del reino de Judá“. Judá fue un hijo de Jacob (o Israel) y su reino estaba formado por dos de las doce tribus de Israel. Las otras diez tribus fueron arrasadas por los asirios.

Como creo que la información contenida en este post es demasiado densa, creo que lo dejaré aquí, haciendo un post más corto de lo habitual. Prometo, eso sí, continuar con este tema que me parece tan interesante. Así, no siempre que pensemos en judíos tendremos que pensar necesariamente en Holocausto o Caza de brujas.

Anuncios

Gerardo Groote y la “Devotio Moderna”

Muchos creen que la renovación de la Iglesia católica se inició con el Concilio de Trento como respuesta a la reforma protestante, pero el estudio de los siglos precedentes demuestra que ésa, la renovación espiritual, era una inquietud que ya estaba presente con anterioridad.

En el siglo XIV toma forma en la conciencia de los fieles la diferencia entre la Iglesia como es y el ideal de la Iglesia como debe ser. De esa opinión surgirá una efervescencia espiritual de gran alcance, cuyas manifestaciones más interesantes serán: WYCLIF en Inglaterra; SAVONAROLA en Florencia, Jan HUSS en Bohemia (actual rtepública Checa) y Gerardo GROOTE y su “Devotio Moderna” en los Países Bajos.

Uno de los movimientos más fecundos de renovación espiritual fue, como hemos dicho, la “Devotio Moderna“, corriente espiritual que brotó en la segunda mitad del XIV en los Países Bajos por obra de Gerardo GROOTE, corriente que se canalizó en la asociación de los “Hermanos de la Vida en Común“.

Gerardo Groote nunca fue sacerdote, aunque se dedicó a la predicación exhortando a guardar los mandamientos, asistir a los oficios divinos y a ejercitar las obras de misericordia. En sus predicaciones reprendía los vicios, condenaba la usura y criticaba a los monjes vagabundos y a los sacerdotes que no cumplían con su misión. Su recomendación más frecuente era su insistencia en un cristianismo interior.

A finales del siglo XIV (1374), Gerardo Groote cedió su casa a un grupo de mujeres para que viviesen en común, y redactó los estatutos de la comunidad: deberían vivir en común, sin clausura ni votos monásticos, ni hábito especial, y dedicadas a ejercicios espirituales y a labores manuales. Esta comunidad fue denominada “Hermanas de la Vida en Común“.

Mayor importancia alcanzaron los Hermanos, que se trataba de una institución de tipo nuevo que no quería ser una Orden Monástica y que aspiraban a realizar el ideal de la Iglesia primitiva. Pocos eran sacerdotes, y al entrar prometían guardar continencia y, aunque sin voto de pobreza, renunciaban a la propiedad individual de sus bienes poniéndolo todo en común, y sustentándose del fruto que producía el trabajo de todos. Este trabajo era manual y consistía principalmente en copiar códices.

Con el tiempo llegaron a dirigir algunos colegios. Erasmo estudió de niño con ellos, y sus casas se multiplicaron en el siglo XV por todos los Países Bajos.

Erasmo de Rotterdam pintado por Alberto Durero.

Erasmo de Rotterdam pintado por Alberto Durero.

Esta devoción se llamaba moderna porque quería reaccionar contra la antigua, o sea, la de carácter más escolástico. Todo para ellos se centra en la práctica: imitar prácticamente a Cristo ( como hará Tomás Kempis), imitar su humildad, su paciencia, su obediencia, su sencillez, etc. Lo que quieren estos devotos es sentir las cosas espirituales. Por último hay que subrayar su ascetismo y, de manera especial, su biblicismo, características que encontramos en Erasmo.

Deventer (Holanda)

Deventer (Holanda)

Pero quizá la característica más propia de esta escuela sea la metodización de la vida interior. La oración mental nadie la ha reglamentado tanto como ellos. Sabemos que los Hermanos de la Vida en Común de Deventer (Holanda) meditaban el sábado sobre los pecados; el domingo sobre el reino de los Cielos; el lunes sobre la muerte; el martes sobre los beneficios de Dios; el miércoles sobre el juicio; el jueves sobre el infierno; el viernes sobre la pasión.

Aviso a quienes quieran navegar en busca de más información sobre este tema, que vayan con cautela, ya que la información en Internet sobre este tema es escasa, en otros idiomas y, a menudo, incompleta o errónea. Para ampliar este asunto recomiendo que se acuda a una biblioteca tradicional. Este ha sido uno de los motvos que me han movido a escribir este artículo.

El dogma y los pilares básicos del Islam

Dije en 2007 en la entrada sobre la mezquita islámica:

“Dejaré pendiente para la próxima vez, tratar los pilares básicos del islam y sus dogmas, para acernarnos a conocer mejor y comprender las costumbres de esta cultura vecina que tantos progresos nos aportó.”

Creo que ya va siendo hora, ¿no? He de confesar que el mundo del Islam me comenzó a fascinar en el último curso de la carrera, gracias a una profesora de Arqueología medieval que es una de las mejores especialistas de la península. Me parece importante comprender los dogmas del islam y sus pilares porque, a trvés de ellos, conoceremos mejor la cultura islámica y evitaremos prejuzgar desde el desconocimiento. Os pido algo de paciencia y atención, porque al incluir la terminología en árabe, alguno se puede perder, pero creo que es imprescindible ponerla.

Los dogmas están recogidos en la sharia (ley islámica) que está basada en el Corán y en la Sunna.

  • El Corán: es el libro revelado por Dios, que trata de un código jurídico que incluye una guía de la vida cotidiana.
  • La Sunna: es la tradición que compila una serie de relatos cortos (hadit) atribuidos a Mahoma, en los que aconseja sbre la vida cotidiana, íntima y social.

La interpretación de la Sharia que hacen los juristas islámicos se llama fiqh, es decir, el derecho islámico.

Los dogmas consisten en la creencia de Dios, a través de la profesión de fe: “no hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta“, que no es más que una defensa o reafirmación contra el politeismo y contra la Trinidad Cristiana (Dios Padre, Dios Hijo y el Espíritu Santo). El Dios islámico es creador de todo bien y todo mal (es un Dios dual basado en los Yinns (o genios) de la religión preislámica, que eran genios del Bien y del Mal). Es también un Dios legislador, pues prohíbe y ordena. Los islámicos creen también en los profestas (de hecho para ellos Jesús es un profesta más entre el resto) y en los libros revelados (la Biblia y el Talmud, que es el libro de los judíos), en los ángeles y en el Juicio Final, por el que los hombres irán al infierno o al Paraíso.

El Islam se asienta en cinco pilares que todo musulmán debe cumplir:

NOTA: Los podéis encontrar en otros lugares transcritos de otra forma, pero son los mismos)
  1. Sahada: profesión de fe (explicada arriba).
  2. Salat: oración. Cinco veces al día y los viernes rezo colectivo en la mezquita.
  3. Zakat: limosna obligatoria para dársela a los pobres.
  4. Sawm: ayuno en el mes del ramadán para la purificación.
  5. Hajj: peregrinación, al menos, una vez en la vida, a La Meca.
La Meca con miles de musulmanes girando a su alrededor

La Meca con miles de musulmanes girando a su alrededor

La Yihad no es uno de los cinco pilares del Islam y hay cierta confusión con respecto a este término, en parte, por su mal uso en los medios de comunicación. Yihad significa esfuerzo, lucha, en dos sentidos. Por un lado, se refiere a la lucha espiritual del día a día de cada individuo para purificar su alma. Por otro, significa la lucha física, que no es obligatoria y actualmente es conocida como “Guerra Santa”. En este artículo se explica mucho mejor.

No olvidemos, que estos preceptos quedaron establecidos a lo largo del siglo VII, es decir, en la Alta Edad Media (video de la Alta Edad Media europea aquí). Si comparamos con lo precptos que imperaban en la religión cristiana en la misma época, veremos que son muy similares, incluso, en el término de la Guerra Santa. El problema, a mi entender, es intentar aplicar en pleno siglo XXI, ideologías de épocas tan remotas (por una y otra parte) que producen importantes anacronismos con sus respectivas sociedades.

Fiestas romanas: las lupercalia

Las Lupercalia eran unas fiestas en las que se propiciaba la exaltación de la fertilidad. Se celebran desde tiempos inmemoriales, no sabemos cuál es su origen ni el dios al que se dedicaban. El día quince de Febrero dos grupos de jóvenes, los Luperci, subían a una pequeña gruta del monte Palatino llamada Lupercal donde sacrificaban un perro y cabras. Los dos jefes de los luperci se manchaban la frente con la sangre de las víctimas, que después se limpiaban con un paño de lana mojado en leche. Luego corrían por un sendero de piedras que estaba allí desde tiempos remotos. La carrera la realizaban desnudos tapados únicamente con la piel de la cabra sacrificada y azotaban con tiras d piel a todos aquellos que se cruzaban  en su camino, especialmente a las mujeres. El clima era de desenfreno y frenesí. Algunos personajes importantes posteriores se avergonzaban de conocer a personas participantes en este tipo de fiestas, que eran a su entender inmorales, Este es el caso de Cicerón.