“Auguri!”: Felices Fiestas

Bueno, amigos de la potnia. Me despido hasta el 2008.

Como muchos sabéis me voy de viaje y volveré el año próximo, por lo que no actualizaré hasta la vuelta. Aprovecho la ocasión para decir que estoy contenta con el funcionamiento de este blog, cuando aún no ha cumplido un año de vida.

Me alegra saber que muchos de vosotros lo visitáis periódicamente y encontráis en él asuntos que os interesen, que os llamen la atención por desconocidos o simplemente tengáis la paciencia de leer.

Ese era el objetivo de este blog, que la gente no cercana a la historia pudiera sumergirse sin miedo a algunos de los acontecimientos que han marcado la evolución del ser humano, o simplemente anécdotas que la Historia ha conservado para nosotros, o el conocimiento de otros aspectos afines al mundo de la cultura.

Espero que el próximo año sigáis leyendo este blog, que cada vez os resulte más interesante y voy a esforrzarme por ello.

Asimismo, quiero desearos a todos que el año entrante y los venideros estén llenos de armonía para vosotros y los vuestros y de paz y amor para el todo el mundo.

El misterio de la potnia

Dada la curiosidad que ha levantado este pseudónimo voy a aclarar brevemente su significado para aquellos que lo desconozcan.

Potnia era la diosa más importante de Grecia a finales de la Edad de Bronce, concretamente durante el período micénico (1600 – 1100). Se menciona en las tablillas con escritura en lineal B de Knossos y de Pylos como PO-TI-NI-JA con muchos epítetos. Algunos de estos adjetivos son de procedencia local, caracterizando su esfera de influencia.

En los monumentos micénicos, la Potnia aparece con diversos atributos: las serpientes, las hachas dobles, los leones, las palomas, los grifos, además de otras animales y de características sagradas. Esta es un representación de la “Potnia Theron” o señora de las bestias.

La Potnia es la protectora de la naturaleza, la vegetación, la fertilidad. Se piensa que sus cualidades cambiaban en la armonía con necesidades de la comunidad micénica. Al lado de su función primaria de la diosa de la naturaleza, asumió un matiz bélico para proteger los palacios de Micenas y sus ciudades contra los enemigos.

J. Chadwick cree que la Potnia fue conectada con el culto de la madre de tierra, dominante a partir del Heladico Tardío sobre toda la religión egea. Él supone este culto continuado con una variedad de nombres en el período clásico.
M. P. Nilson presumió que el papel de la Potnia en la religión clásica griega fue asumido por Atenea, Gea y Hera. Otros dicen que sus funciones fueron asimiladas por Ártemis o Démeter.

Por lo tanto, en la religión olímpica griega el lugar de Potnia desapareció y sus cualidades divinas se dispersaron entre muchas diosas.