La polis Griega

Volvemos de nuevo al maravilloso mudo de la Historia, para adentrarnos además en sus períodos más remotos. La polis griega es un tema que ha ocupado a los estudiosos del mundo antiguo y ha derramado “chorros de tinta”. Algún ejemlar de la amplia bibliografía que se ha escrito sobre la polis, seguro que lo podéis encontrar en cualquier biblioteca pública, incluso con ediciones fantásticas para niños y adolescentes. Para centrarnos en este aspecto concreto de la Historia de la Grecia Clásica, en primer lugar definiremos el concepto y a continuación veremos el proceso que lleva a su creación.

1. ¿Qué es la polis?

La respuesta inmediata de alguien con algo de cultura general sería “la ciudad en la Grecia Clásica”, y no iría desencaminado. Sin embargo, nosotros vamos a profundizar un poco más en el tema. Podemos definirla como:

“Comunidad jurídicamente autónoma y soberana de carácter agrario dotada de un lugar central que actúa como núcleo político, social, administrativo y religioso.”

Ahí queda eso. Pero esta definición encierrra mucho información en su contenido. Como dijo Jack el Destripador – perdón chiste malo o muy malo, incluso-, “Vayamos por partes“:

Comunidad: conjunto de personas

Jurídicamente autónoma y soberana: hace referencia a la “ciudad-Estado”

De carácter agrario: no mercantil, no confundamos la ciudad con el desarrollo económico, pues tienen caminos diferentes, y de hecho, éste se desarrollará de forma importante en Atenas (no en toda Grecia) bastante después de que surgiera la primera polis

Dotada de un lugar central: es decir, la polis es algo físico, no un ente abstracto.

…que actúa como núcleo político: pues allí se reúnen para ejercer los poderes que les otorga ser jurídicamente autónomos y soberanos. De hecho, el propio término deriba de polis.

… social: también conocido como “vecineo“.

…administrativo: pues los órganos residen allí.

…religioso: los templos son el referente de toda polis, teniendo además una serie de dioses oficiales que la custodian y definen. La religión es, y más en estas fechas, un elemento de aglutinación y control.

Imagen del Partenón de Atenas

2.- ¿Cuándo se da la creación de las primeras polis?

Una polis se crea por un proceso de synoikismo, o en castellano, sinecismo. El synokismo es el proceso de unión de oikos. Una definición rápida de oikos sería “hogar”, pero más concretamente podríamos decir que es “la unidad familiar vinculada a la tierra”, entendida ésta última como fuente de riqueza. De hecho, esta palabra derivará en la actual “economía”.

Pues bien, de esta forma, la polis se formaría por un proceso de unión de hogares. Pero para que se produzca el efecto que buscamos, han de coincidir una serie de requisitos:

  • Interés de los “aristoi” (clase social alta) de consolidar su poder de forma política.
  • Ordenación del territorio con un asty (centro), con los edificios públicos, y un xora (periferia), adscrita a ese núcleo.
  • Ordenamiento jurídico, que se basaría en primer lugar en la tradición, y posteriormente se registraría de forma escrita.
  • Voluntad general de los individuos de integración en la comunidad política.

Conclusiones

La primera polis griega de la que tenemos noticias es Smirna, en la segunda mitad del siglo IX a. C. o durante el siglo VIII a. C. A algunos quizá les soprenda ver que esta ciudad, la primera polis griega, está ubicada en Asia Menor (la actual Turquía), sin embargo no hay razón para sorprenderse.

Me explico. Esa zona en la antigüedad, era conocida como Jonia. Allí emigraron muchos griegos en los momentos en los que la península helena quedaba saturada por exceso de población y escasez de recursos. A través de ellos llegarán siempre todas las novedades a la Grecia Continental, pues es en Oriente (Anatolia, franja siro-palestia, Egipto…) donde se producen las primeras transformaciones por su alto grado evolutivo desde el Neolítico.

La Cerámica Griega: morfología y características.

Una de las manifestaciones artísticas más importantes del mundo antiguo es la que nos legaron los griegos con su alfarería. La cerámica, es un elemento fundamental para los arqueólogos ya que gracias a ellas, conseguimos datar los diferentes estratos que forman un yacimiento, logrando recomponer así los hechos que allí se sucedieron en el orden correcto. Es decir, nos da una cronología relativa “post quem” (una fecha a partir de la cual sucedieron los acontecimientos que queden reflejados en ese estrato).

En cuanto a sus características podemos decir que se trata de una cerámica de gran calidad que representaba temas sobre todo, mitológicos y otros secundarios – geométricos, volutas…-.

Las formas eran muy variadas -ánforas, cráteras, oinokoes, …- y cada una con una función específica.

Podemos diferenciar dos estilos, relacionados con dos momentos históricos:

  • Figuras negras (desde época arcaica hasta época clásica, aunque perdura en la decoración de las ánforas panatenaicas.)
  • Figuras rojas (desde época clásica hasta el helenismo)

FIGURAS NEGRAS

Sobre fondo claro se pintan las figuras en negro y marcan los detalles mediante incisión. Conocemos dos estilos dentro de esta técnica: miniaturista y monumentalista, en función del tamaño de sus figuras.

Algunos artistas les conocemos porque firmaban sus obras, como el Pintor de Neso (Heracles con caballos), el Pintor de la Gorgona y Sófilo (ambos de tipo Orientalizante), Clitias (conocido por el famoso Vaso François), Execias (Aquiles y Ayax jugando a las Damas), el Pintor de Ámasis (del cual se conocen ocho vasos) y , por último, Nicostenes.

Vaso François, Clitias
Ánfora. Aquiles y Ayax jugando a las damas, Exequias

FIGURAS ROJAS

Realizadas sobre fondo negro pintado, aprovechan los huecos en los que se ve el color real de la cerámica para crear las figuras, por lo que la técnica permite mayor preciosismo y realismo de los detalles.

Existen menos obras firmadas, pero conocemos las escuelas de las que procedían algunos de sus artistas como El pintor de Berlín, Execias (que continúa desde el período anterior), y otros como Eufronio, Eutímides, Fintias, el Pintor de Sosias y Cleofrades.

Ejemplos de cerámica de figuras rojas.

Aquí he reflejado muy brevemente, e intentando no entrar en demasiados tecnicismos, algunos de los puntos más relevantes de la cerámica griega, gran caballo de batalla (no de Troya, je,je) de los estudiantes de Historia, en general y de los del mundo clásico en particular. A nuestras tierras, llegan algunas de estas piezas, que se usan como complemento de carga en el comercio marítimo, ya que esta vajilla de mesa, era considerada de lujo. En las primeras colonias griegas en la Península Ibércia (Ampurias y Rodes) y en algunos puntos del sur peninsular que en ocasiones coincide con las colonias que ubican aquí los autores clásicos y en ocasiones se trata de asentamientos indígenas que las poseean, podemos hallar restos de estas cerémicas que nutren la mayoría de nuestros museos arqueológicos locales. Por último, esta tradicón alfarera de los helenos perdurará en las cerámicas de Beocia o las megáricas y en la campaniense, que se pude encontrar ” a capazos” en nuestro territorio.