La arquitectura clásica: más allá del templo

Más allá del templo, más allá de los ódenes clásicos (dórico, jónico y corintio), podemos hablar de la arquitectura del mundo clásico y clasificarla según los usos dados a ciertos edificios públicos, dejando de un lado la arquitectura doméstica (o sea, las viviendas).

Para empezar -y como hemos dicho, dejando de lado a los templos- podemos hablar de los edificios de diverisón, como el teatro, el anfiteatro, los estadios griego o el circo romano.

Los teatros en Grecia se construían sobre una ladera, primero en madera y luego en piedra. Poseían una grada semicircular, una orchestra circular cerrada  con el proschenion como fondo arquitectónico que hacía las veces de escenografía. El ejemplo más conocido es el Teatro de Epidauro. Los teatros en Roma evolucionaron de forma diferente. Se construía exento (sin apoyar sobre ninguna ladera) y unas arcadas sostenían las gradas (cavea), también semicirculares, que daba a una orchestra, en este caso, semicircular. En cuanto al proschenion no había diferencias. Los ejempplos más notorios son El Teatro de Marcelo (Roma) y el Teatro de Mérida, en fabuloso estado de conservación.

Teatro de Epidauro

Teatro de Mérida

El anfiteatro lo encontramos únicamente en el mundo romano, pues surgen por la unión de dos teatros, de forma que resulta un espacio oval en el que se daban luchan entre gladiadores, con animales o naumaquias. El más conocido es el Coliseo, aunque el más antiguo conservado es el de Pompeya, y hay otros en buen estado como el de Jem o el de Treveris.

Coliseo

Un tercer edificio dedicado a la diversión sería el estadio en Grecia, que sería equivalente al circo en Roma. Los estadios son espacios elípticos dedicado a competiciones atléticas, como el estadio de Epidauro o el estadio de Olimpia. Los circos también son alargados auqnue presentan una spina central, que marca el recorrido. Se utilizaban para realizar juegos troyanos y carreras de bigas o cuádrigas. El más representativo es el Circo Máximo, también en Roma.

Otros edificios, se utilizaban esencialmente para el culto al cuerpo, como las palestras griegas y las termas romanas. Las paletras eran edificios en los que griegos y romanos realizaban deporte y ejercicio. Eran edificios de planta cuadrada y porticados. Sabemos que Nerón,ordenó construir uno por influenica de Suetonio. Las termas completaban el tiempo de ocio romano, ya que eran un lugar de reunión social. Contaban con tres salas frigidarium, tepidarium y caldarium, de agua fría, templada y clanete respectivamente. Además, la calefacción circulaba por debajo del suelo gracias a un sistema de pilae. Las más conocidas podrían ser las termas de Caracalla, auqnue se conservan muchas otras en cualquier punto del Imperio Romano.

Termas de Caracalla

Arco de Septimio Severo (foro romano)

Así mismo existían otros edificios clásicos como los que tenían función conmemorativa o monumetos funerarios. Entre los primeros destacan la linterna en Grecia, poco frecuente (como la Linterna de Lisícrates, un monumeto circular en honor a un atleta) y los arcos y columnas en Roma (Columna trajana, Arco de Tito, Arco de Septimio Severo, Arco de Constantino), y de los funerarios tenemos mausoleos (Mausoleo de halicarnaso en Grecia; Mausoleo de Adriano en Roma – actual Castel Sant’Angelo-), columbarios y pirámides (Pirámide de Caio Cestio).

Por último, hay una serie de elementos arquitectónicos de época romana que debemos destacar como los acueductos (Segovia, Mérida, Nimes) y la basílica, aún sin connotación religiosa, sino comercial, pero con forma rectangular y tres naves que influirá en el mundo cristiano (Basílica de Majencio).

Como véis el mundo de la arquitectura clásica da para mucho más que para hablar de templos, que ya son archiconocidos como El Partenón de Atenas o el Erecteion en el mundo griego y el templo de Marte, el de las Vestales o el panteón de Agrippa en el mundo romano.

Confieso que no he podido evitar incluirlos aunque sea de refilón al final…ainsss

Alejandro Magno y el ascenso de Macedonia.

Revisando antiguos post de este blog me ha parecido muy curioso que aún no haya escrito nada sobre este personaje, que fue durante muchos años, uno de mis favoritos. Para entender su obra, y cómo fueron posibles sus logros, es imprescindible conocer algunos aspectos básicos de la situación en la Grecia del siglo IV a.C. No quiero determe demasiado en este punto, por lo que daremos unas breves pinceladas.

Durante todo el siglo IV a. C. Grecia va a arrastrar las consecuencias de la Guerra del Peloponeso, es decir:

  • crisis socioeconómica. Se destruyen campos y cultivos llevando al empobrecimiento campesino y por tanto, desciende el poder adquisitivo de la sociedad. Esto repercute en un descenso del comercio y de la artesanía, agravados por el ascenso de la piratería y por la competencia de las colonias griegas (en Europa occidental). Todo ello lleva al aumento de la mano de obra esclava.
  • crisis política: el fin de la polis. No desaparecen las ciudades, sino la polis como concepto. El primer síntoma es la sustitución del ejército de ciudadanos por el ejército de mercenarios. Se agudiza el enfrentamiento entre ricos y pobres y se sustituye la democracia ateniense por oligarquías o tiranías menores.
  • crisis del pensamiento. Se separan la filosofía y la ideología, se transforma la religiosidad basada en el panteón griego clásico al introducirse nuevos cultos. Es la época de Platón y Aristóteles.

Una vez vista la situación en la Grecia del siglo IV a. C. podemos pasar a explicar qué era Macedonia. Se ubica al norte de Grecia y para los griegos eran considerados bárbaros (es decir, extranjeros). En el siglo IV a. C. reinaba Filipo II, quien diseñó un plan para aprovechar la debilidad griega en estos momentos y conquistarla. para ello, anula la oposición interna, eliminando una parte y aliándose con la otra. Así, en el año 338 a. C. firma el tratado de Corinto por el que crea una federación panhelénica ( o sea, una unión griega) que firman todos los Estados griegos como alianza militar y que es gobernada por el consejo de Sinedrión, supuestamentamente para luchar contra los persas. Aunque supuestamente se establecía una igualdad entre los Estados, este hecho suponía la conquista de Grecia por parte de Macedonia.

Alejandro Magno (356-3323 a. C.).

Tras la muerte de Filipo II le sucede su hijo Alejandro. Su educación bajo manos de Aristóteles le influyó sobre todo en su vocación cosmopolita. Para acabar con la oposición interna en Grecia se declara protector del Oráculo de Delfos (símbolo fundamental de los griegos).Reúne sus tropas para conquistar Persia, pero al estallar una revuelta en Grecia debe volver. Ante su desaparición, en grecia se rumorea que ha muerto y algunas ciudades como Tebas, proponen la destrucción de la Liga Panhelénica. Alejandro, vuelve y sin pensarlo dos veces, destruye Tebas para acabar con la insurrección. Así podemos decir que hay dos elementos fundamentales en el primer mandato de Alejandro:

  1. la aproximación a los elementos griegos.
  2. la dureza de sus actos.

Entre los años 334 y 326 a. C. consigue casi todo su imperio. Contaba con el mejor ejército del momento y su objetivo era conquistar todo occidente. En esta época ya contaba con el Mediterráneo Oriental desde el mar Negro hasta la India y desde el mar Caspio hasta Nubia.

Fue todo un hito la conquista de Persia, más por su anterior fama que por la dificultad, ya que en el siglo IV estaba muy debilitado. Alejandro no siempre ganó por medio de la fuerza, ya que en muchas ocasiones se valió del pacto con los gobernantes locales para lograr su territorio. Alejandro no imponía nada en los nuevos territorios, por lo que la resitencia dlos pueblos a someterse era menor:

  • religión: apoyo a los cultos populares y se diviniza en vida, por influencia de los cultos orientales.
  • costumbres, sistema social y administrativo: en cada lugar se adapta a las estructiras preexistentes.
  • político: en Macedonia era rey, en Grecia era magistrado, en Egipto fue faraón…

Alejandro muere en el año 324-323 a. C dejando su imperio a sus generales (los Diádocos) y éstos a sus hijos (los Epígonos) y abriendo un nuevo periodo cultural y artístico en el mundo antiguo conocido como Helenismo.

El dilema hoplítico y la democracia ateniense.

Nos encontramos en la Grecia arcaica (800-500 a. C.), con el nacimiento de la polis, y en esta situación surge el ejército hoplítico, caracterizado por ser un ejército compacto (es decir, ya no es el uno contra uno de la lucha aristocrática, como por ejemplo, el caso mítico de Héctor y Aquiles). Se trata también de un ejército de llanura, lo que produce un cambio en su armamento, como la espada para el caballo, la lanza para la defensa y el escudo de doble asa. Es, asimismo, un ejército adiestrado, lo que genera cierta dependencia del grupo.

Mapa de Grecia en la Antigüedad

Mapa de Grecia en la Antigüedad

En este contexto, surge la mentalidad hoplítica por parte del “demos“. El “demos” era una unidad de voto y de reclutamiento formada por agrostoi ( campesinos) y demiurgos (artesanos, comerciantes, sacerdotes, poetas…, es decir, trabajadores de la ciudad) que coinciden en el ejército hoplítico. Así surge el dilema hoplítico:

¿Por qué en el ejército todos somos iguales y en la ciudad no? ¿Por qué debo defender una ciudad que pertenece a la aristocracia?

Aclaremos primero que este problema viene de la stasis (confrontación) que se produce en la Grecia arcaica entre el demos y los eupátridas (aristocracia). El demos, compuesto como hemos dicho por campesinos y demiurgos, tenía algunas diferencias entre sus miembros. Los campesinos son un elementos pasivo, de base rural y que aspira a poseer tierras para no caer en endeudamiento. Los demiurgos son el elemento activo, de base urbana y cuyo interés es el acceso al poder político, acaparado por la aristocracia.

A partir de aquí se suceden varios intentos de solución de la stasis. El primero de ellos es a través de los legisladores. Dracón en Atenas o Licurgo en Esparta (recordemos que se tratan de ciudades-Estado, no de una nación homogénea) son nombrados por la aristocracia para solucionar el conflicto codificando una serie de leyes; sin embargo, legislan sobre temas secundarios como la familia, el lujo o los derechos de aguas y suelos, que no son la raíz del problema.

El segundo intento, es a través de los tiranos, siendo Pisitrato un ejemplo de ellos. Los tiranos eran aristócratas no primogénitos que lideraban al demos. Teníen cierta solidarida entre tiranos, de forma que cuando uno tenía problemas en su ciudad otro acudía con su ejército a sus ayuda, pero nunca generaron dinastías. Se apoyaban en la religión popular, no en la aristocrática, para ser más cercanos. Sus medidas eran demogócicas. Mejoraron el nivel de vida de los agrostoi bajando los impuestos y  repartiendo tierras y realizaron obras públicas que favorecían  a los demiurgos, sin embargo, tampoco solucionaron el problema.

Panoplia de un hoplita griego

Panoplia de un hoplita griego

Será la llegada de la democracia ateniense lo que paulatinamente haga cambiar la situación. En el siglo VI a. C., Solón, abolió el hectemorado (los campesinos endeudados) e hizo una serie de medidas económicas para potenciar el comercio, ya que Grecia no era una tierra fértil, como prohibir la exportación de productos, excepto de aceite (que al ser un producto elaborado, producía mayores beneficios y potenciaba así su producción) e introdujo la moneda y pesos y medidas estándares. Solón dividió la sociedad en clases según su riqueza:

  • pentakosiomedimnoi (aquellos que tenáin una renta superior a quinientos medimnoi)
  • hippies (caballeros, con renta entre 300 y 499 medimnoi)
  • zeugitas (con rentas entre 200 y 299 medimnoi, lo que equivalía a unas 5 hectáreas de terreno)
  • thetes ( con rentas inferiosres a las citadas).

Las medidas de Solón fueron muy importantes y sirvieron de modelo al mundo romano, pues los Decemviri encargados de escribir las Doce Tablas, enviaron en primer lugar una expedición a Grecia para conocer las reformas de Solón.

También en el siglo VI a. C. Clístenes fue quien reorganizó las tribus (anteriores unidades de voto y reclutamiento) formando el demos. Amplía a 500 el número de miembros de la Boulé, dejando el Consejo del Aerópago -aristocrático- como órganos consultivo, logrando mayor pluralidad y realiza también una reforma en el ejército.

En el siglo V a. C. Efialtes proporciona mayor poder a la Asamblea (formada por todos los ciudadanos varones, mayores de edad) y a la Boulé y permite el acceso de los zeugitas a las magistraturas. Con Pericles, también en el siglo V a. C. llegarán las medidas más importantes:

Realiza una política exterior expansionista, con un nuevo sistema de colonización, conocido como klerukía. Remunera los cargos políticos, con lo que da la posibilidad de acceso real de los zeugitas a las magistraturas, ya que hay que tener en cuenta, que si para ejercer el poder político necesitas tener tiempo libre, significa que no necesitas trabajar para dedicarte a ello. Potencia el nacionalismo al otorgar subvenciones a los pobres atenienses. Además fomenta la economía agraria y comercial y lleva a cabo un importante plan de reformas urbanísticas en la Acrópolis de Atenas.

Así, queda solucionada la stasis producida por el dilema hoplítico, con el acceso al poder público y la mejora de condiciones en la clase baja.

La polis Griega

Volvemos de nuevo al maravilloso mudo de la Historia, para adentrarnos además en sus períodos más remotos. La polis griega es un tema que ha ocupado a los estudiosos del mundo antiguo y ha derramado “chorros de tinta”. Algún ejemlar de la amplia bibliografía que se ha escrito sobre la polis, seguro que lo podéis encontrar en cualquier biblioteca pública, incluso con ediciones fantásticas para niños y adolescentes. Para centrarnos en este aspecto concreto de la Historia de la Grecia Clásica, en primer lugar definiremos el concepto y a continuación veremos el proceso que lleva a su creación.

1. ¿Qué es la polis?

La respuesta inmediata de alguien con algo de cultura general sería “la ciudad en la Grecia Clásica”, y no iría desencaminado. Sin embargo, nosotros vamos a profundizar un poco más en el tema. Podemos definirla como:

“Comunidad jurídicamente autónoma y soberana de carácter agrario dotada de un lugar central que actúa como núcleo político, social, administrativo y religioso.”

Ahí queda eso. Pero esta definición encierrra mucho información en su contenido. Como dijo Jack el Destripador – perdón chiste malo o muy malo, incluso-, “Vayamos por partes“:

Comunidad: conjunto de personas

Jurídicamente autónoma y soberana: hace referencia a la “ciudad-Estado”

De carácter agrario: no mercantil, no confundamos la ciudad con el desarrollo económico, pues tienen caminos diferentes, y de hecho, éste se desarrollará de forma importante en Atenas (no en toda Grecia) bastante después de que surgiera la primera polis

Dotada de un lugar central: es decir, la polis es algo físico, no un ente abstracto.

…que actúa como núcleo político: pues allí se reúnen para ejercer los poderes que les otorga ser jurídicamente autónomos y soberanos. De hecho, el propio término deriba de polis.

… social: también conocido como “vecineo“.

…administrativo: pues los órganos residen allí.

…religioso: los templos son el referente de toda polis, teniendo además una serie de dioses oficiales que la custodian y definen. La religión es, y más en estas fechas, un elemento de aglutinación y control.

Imagen del Partenón de Atenas

2.- ¿Cuándo se da la creación de las primeras polis?

Una polis se crea por un proceso de synoikismo, o en castellano, sinecismo. El synokismo es el proceso de unión de oikos. Una definición rápida de oikos sería “hogar”, pero más concretamente podríamos decir que es “la unidad familiar vinculada a la tierra”, entendida ésta última como fuente de riqueza. De hecho, esta palabra derivará en la actual “economía”.

Pues bien, de esta forma, la polis se formaría por un proceso de unión de hogares. Pero para que se produzca el efecto que buscamos, han de coincidir una serie de requisitos:

  • Interés de los “aristoi” (clase social alta) de consolidar su poder de forma política.
  • Ordenación del territorio con un asty (centro), con los edificios públicos, y un xora (periferia), adscrita a ese núcleo.
  • Ordenamiento jurídico, que se basaría en primer lugar en la tradición, y posteriormente se registraría de forma escrita.
  • Voluntad general de los individuos de integración en la comunidad política.

Conclusiones

La primera polis griega de la que tenemos noticias es Smirna, en la segunda mitad del siglo IX a. C. o durante el siglo VIII a. C. A algunos quizá les soprenda ver que esta ciudad, la primera polis griega, está ubicada en Asia Menor (la actual Turquía), sin embargo no hay razón para sorprenderse.

Me explico. Esa zona en la antigüedad, era conocida como Jonia. Allí emigraron muchos griegos en los momentos en los que la península helena quedaba saturada por exceso de población y escasez de recursos. A través de ellos llegarán siempre todas las novedades a la Grecia Continental, pues es en Oriente (Anatolia, franja siro-palestia, Egipto…) donde se producen las primeras transformaciones por su alto grado evolutivo desde el Neolítico.