Cómo se gobierna: diferencias entre sistemas políticos.

A raíz de una película que ví recientemente (La Ola), en la que un profesor daba un seminario sobre la autocracia, pensé que sería interesante esbozar aquí las diferencias, de forma sumaria, entre unos sistemas políticos y otros.

En primer lugar, hay dos grandes bloques: la autocracia y la democracia. Con unas nociones básicas de griego ya tenemos la primera pista. La autocracia es el poder de uno mismo, mientras que la democracia es el poder del pueblo. Pero veamos los matices.

Montesquieu

Montesquieu

La autocracia es la concentración del poder en unas solas manos, con la consecuente falta de poder y control por parte de los destinatarios de ese poder. La democracia se basa en la separación de poderes (defendida por Montesquieu) y la existencia de una constitución limita y garantiza esos poderes. Ahora sí que vemos la diferencia clara. Pero la cosa no queda aquí y se complica un poco más con diferentes sistemas políticos dentro de estas dos grandes formas generales.

Dentro de la autocracia hay dos formas de gobierno básicas: la autoritaria y la totalitaria. A simple vista parecen iguales, pero hay una sutil diferencia.

Una autocracia autoritaria es aquella en la que el poder se concentra en unas solas manos y ejerce todo el control político, económico y social. Ejemplo de este tipo de gobierno es el reinado absoluto de Luis XVI, o los despotismos ilustrados del siglo XVIII, o la dictadura de Primo de Rivera o incluso los Neopresidencialismos iberoamericanos.

Por otro lado, una autocracia totalitaria es auqella en la el poder se concentra en unas solas manos y jerce todo el control político, económico, social y, además, ideológico. Es el caso del nazismo, fascismo y comunismo, que ascienden en el periodo de entreguerras.

Por su lado la democracia puede presentar básicamente tres tipos de sistemas: el presidencialista, el semipresidencialista y el parlamentarista.

El sistema presidencialista es aquel en el que hay una separación total entre poder ejecutivo y legislativo y es un sitema republicano. El presidente es el jefe de estado y jefe de gobierno, además de ser elegido directamente por los ciudadanos. En este sistema el presidente no puede disolver el parlamento y el parlamento no puede derrocar al presidente ni tiene voto de censura. El gobierno de Estados Unidos funciona con este sistema.

Muy similar es el sistema semipresidencialista, que también es republicano. Aquí el presidente de la República es legido directamente y el Primer Ministro es elegido por el Parlamento. El primero enfoca sus funciones generalmente a la política exterior, mientras que el segundo se encarga de la política interior. Este sistema es el que funciona en Francia.

El parlamentarismo, por su parte, es un sistema que admite un monarquía o una república. En él hay colaboración entre los poderes ejecutivo y legislativo. El jefe de Estado tiene una función meramente representativa, y el gobierno necesita la confianza del parlamento, aunque tiene iniciativa legislativa. El Parlamento controla al gobierno mediante ruegos, preguntas, mociones de censura y cuestiones de confianza. Este es el sitema que nos rige en España desde la Constitución de 1978.

Espero que este pequeño galimatías os haya servido para aclararos un poco el asunto y entender, por ejemplo, de qué hablan cuando tratan las cuestiones electorales de otros países en las noticias de la televisión o la prensa. ¿Y tú, has elegido el tuyo? Os dejo esta reflexión:

Chiste gráfico de El Listo

Chiste gráfico de El Listo

Anuncios