Ríos, lagos y lagunas en España.

Ya estuvimos hablando anteriormente del relieve español, por lo que me parecía necesario completarlo con la hidrología (estudio de los recursos acuáticos) española. En este caso, sólo nos vamos a detener en los recursos hídricos continentales (ríos y lagos o lagunas) dejando al margen los mares y océnaos que nos rodean.

LOS RÍOS.

El caudal y el régimen de los ríos, así como su vertiente y cuenca hidrográfica se ven determinados por el clima y el relieve. En España hay ríos de vertiente cantábrica, atlántica y mediterránea. En Baleares y canarias, no hay ríos propiamente dichos, sino arroyos y torrentes.

La vertiente cantábrica:

Los ríos de esta vertiente son numerosos y cortos, pues nacen en las montañas que están cerca de la costa. Son ríos caudalosos y regulares debido a las abundantes y constantes precipitaciones. Destacan el Bidasoa, el Nervión, el Nalón y el Narcea.

La vertiente atlántica:

Los ríos de esta vertiente los dividimos en dos zonas. Los ríos gallegos, como el Miño y el Sil, son caudalosos y regulares. Sin embargo, el resto de ríos de esta vertiente, como el Duero, el Tajo, el Guadiana y el Guadalquivir, son largos y con numerosos afluentes, pero irregulares debido a las escasas precipitaciones de la zona y presentan estiaje en verano.

La vertiente mediterránea:

Excepto el Ebro, se trata de ríos cortos e irregulares, con fuerte estiaje en verano, y con fuertes crecidas debido a las lluvias torrenciales del otoño. Destacan además, el Ter, el Llobregat, el Túria,  Júcar y el Segura.

LOS LAGOS Y LAGUNAS.

Aunque en España existen numerosos lagos y lagunas, son, en general, de pequeño tamaño y de carácter estacional, por las escasas precipitaciones. Según el origen distinguimos tres tipos de lagos y lagunas: endógenos, exógenos y mixtos.

Entre los lagos o lagunas endógenos destacan  los de carácter volcánico, que ocupan antiguos cráteres como la Laguna de Fuentillejo (Ciudad Real); y los de tipo tectónico, que se forman en bloques hundidos del terreno, como la laguna de La Janda (Cádiz).

Entre los lagos y lagunas de tipo exógeno, existen cinco subtipos. Los glaciares se forman en las zonas erosionadas por el hielo, como los lagos pirenaicos y de la Sierra de Gredos, y el lago de Sanabria (Zamora). Los lagos kársticos son los formados en zonas afectadas por la disolución de calizas, siendo el ejemplo más destacado las Lagunas de Ruidera (entre Albacete y Ciudad Real). Los lagos arreicos son los más comunes en España y se forman en tierras llanas y áridas del interior, como las Tablas de Daimiel (Ciudad Real). Los lagos eólicos, como su nombre indica se forman en cuencas formadas por la erosión del viento, tal es el caso de los lagos del Ampurdán (Girona). Los lagos litorales se forman en la costa, como el Mar Menor (Murcia) la Albufera de Valencia, las marismas del Guadalquivir o el Delta del Ebro.

Por último, los lagos mixtos, son aquellos originados por la combinación de varios de los factores enumerados anteriormente. Un ejemplo serían los Lagos de Banyotes (Girona) de origen tectónico y kárstico.

Si alguien quiere más información, puede consultar la página del Ministerio de Medio Ambiente en su apartado dedicado al agua en España.

Hace veinte años…caía el muro de Berlín

El 9 de noviembre de 1989 se empezaba a derribar el muro de Berlín, el muro de la vergüenza. Al día siguiente, hace justo veinte años, se terminó la hazaña.

Ese muro, se construyó como consecuencia de la división en cuatro zonas de Alemania, que a su vez, se dividiron el dos: la occidental (RFA) y la oriental (RDA), que tuvieron su reflejo en la capital alemana.Pero veamos este proceso más detalladamente.

1.- Antes del muro: Guerra Fría en Berlín.

La antigua capital del Reich había sido dividida en cuatro zonas de ocupación y se hallaba situada en el corazón de la zona de ocupación soviética. Las crecientes discrepancias entre los antiguos aliados (vencedores de la Segunda Guerra Mundial) hicieron de la cuestión de Berlín uno de los temas clave de la guerra fría.

Tras el fracaso de negociaciones anteriores, los representantes de EE.UU., Gran Bretaña y Francia se reunieron y alcanzaron los Acuerdos de Londres (abril-junio de 1948) para iniciar un proceso constituyente en sus zonas de ocupación.

En 1948, los aliados occidentales crearon una nueva moneda para sus zonas de ocupación: el Deutschemark. Cuando trataron de introducirla en sus zonas de ocupación de Berlín, los soviéticos actuaron: se inició el bloqueo de Berlín. Consistía en la interrupción de toda comunicación terrestre entre las zonas de ocupación occidental y Berlín occidental. Stalin confiaba en que Berlín oeste caería pronto.

Los norteamericanos, con una ayuda británica, organizaron un puente aéreo que consiguió abastecer a la población sitiada. Al mismo tiempo, la Casa Blanca hacía saber al Kremlin que no dudaría en usar la fuerza para hacer respetar los “corredores aéreos” que unían Berlín con la Alemania occidental. Stalin levantó el bloqueo de Berlín (1949).

La crisis de Berlín creó un sentimiento fuerte de solidaridad entre los alemanes occidentales y los norteamericanos. Esta situación facilitó la culminación de la partición de Alemania: las tres zonas occidentales se constituyeron en la República Federal de Alemania que se dotó de una Ley Fundamental (1949). Esta constitución establecía un sistema liberal democrático. La URSS reaccionó con el establecimiento de la República Democrática de Alemania, siguiendo el modelo de las “democracias populares”.

2.- El muro.

La huída masiva de población del Este al Oeste en la propia ciudad de Berlín, llevó a las autoridades comunistas a levantar un muro para separar los dos lados de la ciudad. De esta forma, se separaron familias que vivían a distintos lados del muro, hubo trabajadores que perdieron su empleo, por quedar al otro lado del muro, amigos que se separon por separarles el muro… Este muro, dividió a la sociedad alemana de forma física, de manera que sus costumbres, creencias, sistemas económicos, etc, se diferenciaron claramente.

Este muro se mantuvo hasta que en 1989 se hizo necesaria su demolición. Pero veamos por qué, ya que el proceso, no vino desde el interior de Alemania, como cabría suponer.

3.- Las revoluciones de 1989.

1989 fue un año convulso en Europa de Este. Varios países están implicados en los sucesos de la cídad del muro de Berlín y a otros les salpicaron las consecuencias (Checoslovaquia- que se escindirá en República Checa y Eslocaquía-, Rumanía, Bulgaria, Albania).


La perestroika y la glasnost, políticas de Gorbachov, tuvieron una inmediata consecuencia en los estados satélite de la Europa del Este.  Sin la intervención soviética, estos gobiernos fueron barridos con extraordinaria facilidad en el corto plazo de unos meses. Aunque el objetivo de Gorbachov era que estos países aplicaran su propia perestroika, manteniéndose en el Pacto de Varsovia, muy pronto la realidad desbordó sus esperanzas.

Polonia fue el país que inició el proceso revolucionario. Tras una serie de huelgas en el verano de 1988, el gobierno comunista, dirigido por el general JARUZELSKI, tuvo que sentarse a negociar con el sindicato Solidaridad. Los acuerdos de 1989 significaron el reconocimiento legal del sindicato y la apertura de un proceso de transición democrática. El partido comunista fue duramente derrotado en las elecciones. Se formaba así el primer gobierno no comunista en Europa Oriental desde 1945, con LECH WALESA como presidente en 1990.

En Hungría fueron los propios reformadores comunistas, los que desmontaron con gran celeridad el sistema. Tras expulsar al viejo JANOS KADAR en 1988, en la primavera de 1989 se estableció el multipartidismo y en octubre de ese año el Partido Socialista Obrero Húngaro (nombre oficial del partido comunista) se disolvía y se aprobaba una constitución democrática. Las elecciones del primavera de 1990 llevaron al poder a fuerzas democráticas anticomunistas.

El cambio en Hungría tuvo una enorme repercusión exterior. La decisión de las autoridades de Budapest de abrir su frontera con Austria en septiembre de 1989 abrió una “brecha” en el telón de acero por el que decenas de miles de habitantes de la República Democrática de Alemania huyeron hacia la República Federal de Alemania,  atravesando Checoslovaquia, Hungría y Austria. Al éxodo de la población se le unió pronto una oleada de manifestaciones a lo largo de toda Alemania Oriental.

El líder de la RDA, ERIC HONNECKER, que acababa de felicitar públicamente al embajador chino por la represión en la plaza de Tiananmen, se planteó la solución represiva. Gorbachov disipó las últimas dudas con tres declaraciones:

  • que la URSS no debía interferir de ningún modo en los asuntos de la Europa oriental.
  • que la Doctrina Breznev (anterior gobernante ruso) había sido sustituida por la Doctrina Sinatra, refiriéndose a que la URSS permitía que los países del este hicieran las cosas “a su manera” (menudo sentido del humor).
  • por si las cosas no estuviesen suficientemente claras, Gorbachov, de viaje en Finlandia, condenó inequívocamente la Doctrina Breznev.

A partir de aquí los acontecimientos se precipitaron, Honnecker fue sustituido por un comunista reformista, EGON KRENZ, quién tomó la histórica decisión de abrir el Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989.

4.- La caída del muro.

El rápido derrumbamiento de la RDA abrió un proceso de negociación, denominado Acuerdo 4+2 (EE.UU., Reino Unido, Francia y la URSS más la RFA y la RDA) que posibilitó la reunificación de Alemania el 3 de octubre de 1990. Esta reunificación fue más bien una absorción de la antigua Alemania comunista por la RFA: a cambio de un compromiso de limitación del poder militar alemán, del no estacionamiento de tropas de la OTAN en el territorio de la antigua RDA y de ayudas económicas, la Alemania reunificada siguió siendo miembro de la OTAN y de la Comunidad Económica Europea.

Os dejo con una visión del momento veinte años después:

http://www.cuatro.com/noticias/videos/debate-vigesimo-aniversario-caida-muro-berlin/20091109ctoultpro_23/

Y os recomiendo una película que trata este momento con sentido del humor, como trasfondo de una historia cotidiana: Good bye, Lenin!

El relieve en España

Llevo tiempo tratando de poner este post, y por fin, lo he conseguido. No había más impedimento que un poco de tiempo libre, pero siempre llega un momento de respiro. Próximamente, pondré una segunda parte dedicada a las aguas continentales en España, pero primero vayamos al relive.

Ubicación y características:

España se sitúa en el hemisferio Norte, al suroeste del continente europeo, y se compone de diversos territorios:

-La mayor parte de la Península Ibérica.

-El archipiélago balear (en el mar Mediterráneo) y el canario (en aguas atlánticas).

-Las ciudades de Ceuta y Melilla (en la costa africana) y algunos islotes también en el norte de África.

Del relieve peninsular (excluimos ahora el insular y el africano), destaca la elevada altitud media (más de 600 m.) por las cordilleras y por la Meseta, y la compartimentación de la península, porque dichas cordilleras se disponen alrededor de la Meseta, creando un espacio casi cerrado.

Unidades de relieve:

Las unidades del relieve las podemos dividir en:

Meseta:

  • Sistema Central: Divide la Meseta en dos mitades:
    • Submeseta Norte
    • Submeseta Sur
  • Montes de Toledo: dividen la Submeseta Sur en dos mitades:
    • Cuenca del Tajo: al norte
    • Cuenca del Guadiana: al sur

Rebordes de la Meseta:

  • Macizo galaico-leonés: con montañas redondeadas y de formas suaves que apenas superan los 1000 m. de altitud.
  • Cordillera Cantábrica: aísla la Meseta de la influencia del mar. En ella se encuentran los Picos de Europa, con más de 2500 m.
  • Sistema Ibérico: se trata de un conjunto de sierras no compacto, y de baja altura, lo que facilita el tránsito.
  • Sierra Morena: no se trata propiamente de un sistema montañoso, sino de un escalón entre la Meseta y el sur de la península.

Depresiones exteriores:

  • Depresión del Ebro: de carácter árido, está aislada de la influencia mediterránea por la presencia de cordilleras.
  • Depresión del Guadalquivir: de carácter fértil, está abierta a la influencia atlántica, e incluso posee una zona de marismas en las que se mezclan las aguas del río con las del océano.

Cordilleras exteriores:

  • Montes vascos: tienen sierras abruptas, pero poco elevadas, con numerosos valles.
  • Pirineos: Su parte central (Pirineo Axial) es más elevada que las laterales (Prepirineos). En algunos puntos supera los 3000 m. de altura.
  • Cordilleras Costeras-Catalanas: son dos conjuntos montañosos paralelos al mar mediterráneo y los responsables de limitar la influencia marina en la Depresión del Ebro.
  • Sistemas Béticos: se extienden por el sudeste peninsular y están compuestos por:
    • Cordillera Penibética: paralela al Mediterráneo cuenta el pico más alto de la península (Mulhacén, con 3481m.)
    • Cordillera Subbética: se extiende por el interior y tiene menor altitud.
    • Depresión Intrabética: separa las dos cordilleras mencionadas. En ella están las depresiones de Baza, Guadix, Elche, etc.)

Archipiélagos:

  • Balear: formado por la prolongación de los Sistemas Béticos, excepto la isla de Menorca.
  • Canario: formado por islas de origen volcánico, entre las que está Tenerife, que cuenta con el pico más alto de España (el Teide con 3718 m.)

Costas:

  • Costa cantábrica y atlántica noroeste: rocosa y recortada. Su accidente geográfico más destacado son las rías gallegas.
  • Costa mediterránea y atlántica sudoeste: extensas playas, con tramos rocosos.
  • Baleares: playas, calas y tramos rocosos.
  • Canarias: predominio de acantilados de origen volcánico, aunque también hay playas.