¿Adivina quién viene esta noche?

Guess who’s coming to dinner

Ese es el título de esta buena comedia, dirigida por Stanley Kramer, en los años sesenta. Y el que viene esta noche (a cenar) no es ni más ni menos que el desconocido prometido de raza negra que su hija a conocido en Hawai. Esta película se realiza justo un año antes de la muerte de Martin Luther King, es decir, en plena lucha por la igualdad de derechos de los ciudadanos negros en Estados Unidos. En este contexto, nuestro protagonista, Sidney Poitier, visita a sus futuros suegros, dos liberales de pensamientos, pero dudosos en sus acciones (Spencer Tracy y Katherine Hepburn). El objetivo de dicha visita es pedir su consentimiento para casarse con su hija (Katherine Houghton) dos semanas más tarde en Ginebra (Suiza).

Como es lógico pensar, las circunstancias llevan a montones de situciones de enredo, pero también a grandes momentos de reflexión profunda, sobre el racismo y sobre las relaciones padres-hijos, así como del matrimonio.

El film obtuvo dos Oscars, uno para Katherine Hepburn y otro para el guión, aunque tenía varias nominaciones más. En cualquier caso, es una película muy recomendable y que no está desfasada en absoluto pues el tema que trata es muy vigente.

Reblog this post [with Zemanta]
Anuncios

Marcel Duchamp: artista contemporáneo

Rueda de bicicleta sobre un taburete.

Tenía ganas de incluir algo de arte contemporáneo en este blog. Sólo había un problema y era mi escaso dominio sobre el tema. Me he puesto un poco las pilas, y he descubierto muchas cosas y redescubierto otras. Entre las que he redescubierto está Marcel Duchamp (1887-1968). A este artista que muchos encasillan como dadaísta, yo prefiero considerarlo simplemente contemporáneo, pues sí entendemos el arte contemporáneo como una sucesión de rupturas con los dogmas previamente establecidos, él, fue siempre más allá.La Fuente

Realizó pintura y escultura. Es el autor del primer “Ready-made” (“ya hecho”, es decir, lo que muchos dicen ¿Pero eso es arte? ¡si es una rueda sobre un taburete!). Esa fue precisamente la obra conceptual “Rueda de bicicleta sobre un taburete” en 1913. Otra de sus esculturas fue la “Fuente” (1917) consistente en un urinario masculino girado boca abajo, adquiriendo, por tanto un nuevo sentido.

En cuanto a la pintura, desarrollo con aires futuristas la obra “Desnudo bajando una escalera”  (1912) y en el mismo año con tintes cubistas La Casada“.

Desnudo bajando la escalera.

Desnudo bajando la escalera.

Pero hay dos obras que me resultan especialmente simpáticas. La primera es “L.H.O.O.Q.“, pues las letras en francés significan “Ella tienen calor en el culo” y era el mayor atentado que podía cometer contra el arte tradicional, además pintando los bigotes y la perilla unificaba lo masculino y lo femenino.

La segunda obra que me fascina es una obra doble. Se llama “Etant donnés“, y muestra un portón de madera que contiene unos agujeros a la altura de los ojos de forma, que cuando el espectador mira encuentra el retrato realista de una mujer con un candil en la mano, desnuda, en medio de un paraje natural. Lo carismático de esta obra, es que el espectador forma parte del conjunto, es el voyeur que no puede evitar su curiosidad para ver por el hueco de la puerta.

La puerta.

La puerta.

Mujer.

Mujer.

Duchamp posee otras obras, pero aquí solo pretendía resaltar algunas de ellas para que veais la versatilidad de este artista e intentar que se comprenda que el arte contemporáneo es mucho más que “cuatro rayas mal pintadas”. Quizá pronto abarque de nuevo este asunto del arte contemporáneo, pero probablemente, para tratar la arquitectura.