Cuento de navidad

Este es uno de los libros que más huella han dejado en mí. No quería hacer dos artículos seguidos sobre libros, pero es que el tema venía muy bien para estas fechas. Este libro, Cuento de Navidad, fue escrito por Charles Dickens, uno de los mejores literatos de la historia universal. La escribió en 1843, con un estilo entre neogótico (demostrado en su gusto por las apariciones fantasmagóricas) y realista (con la historia de la familia del pequeño Tim).

Oficina de Srooge y Marley

Oficina de Srooge y Marley

El argumento es bastante sencillo: el señor Srooge es un avaro materialista al que no le importa nadie, ni tan siquiera en unas fechas tan señaladas como la navidad. Por la noche al lllegar a casa le visitarán tres fantasmas que le mostrarán el pasado, el presente y el futuro y le harán reflexionar sobre el camino que ha elegido en la vida.

Quizá no hayáis leído el libro pero hay numerosas adaptaciones en cine, televisión e incluso animación. Si todavía no habéis pensado en los regalos de navidad, ésta puede ser una bonita idea. Y si estáis apurados con la crisis, no olvidéis que éste libro – y otros muchos- está en todas las bibliotecas públicas.

El Mundo de Sofía

Os voy a presentar uno de esos tesoros que conoces a veces en la educación secundaria gracias a un profesor que no te cayó nunca ni bien ni mal, que no impartía las clases especialmente bien ni tampoco especialmente mal, pero al que no olvidaré por regalarme la oportunidad de esta lectura. Se trata de “ El mundo de Sofía” de Jostein Gaarder y es una novela sobre la historia de la filosofía adaptada al mundo de los jóvenes.

Como bien vemos en el título, la protagonista de esta historia es una chica llamada Sofía que a lo largo del libro descubrirá cosas como que su nombre significa “saber” y de ahí las palabras filosofía  y filósofo “amigo del saber”.

Algunos de los filósofos que más me llamaron la atención cuando los leí (lo sé porque aún guardo el trabajo manuscrito que entregué) son estos:

  • Los tres filósofos de Mileto (Tales, Anaximandro y Anxímedes).
  • Parménides (en su lucha entre razón y sentidos, perdían simpre los últimos).
  • Heráclito (Todo cambia, nada permanece).
  • Empédocles (a éste ni siquiera lo recordaba, pero habló de los cuatro elementos de la naturaleza: tierra, aire, agua y fuego).
  • Anaxágoras (todo puede dividirse en partículas más pequeñas).
  • Demócrito (precursor de la idea de los átomos y primer materialista, negar cualquier fuerza invisible o espíritu).
  • Los sofistas (eran escépticos por naturaleza).
  • Sócrates (sin escribbir una sóla de sus palabras, ha influido de manera notable en el pensamiento europeo posterior y pervive en nuestra memoria como uno de los filósofos más importantes).
  • Platón (idealista aristocrático que salió de la caverna).
  • Aristóteles (el que dió la visión de la mujer que heredaron en la Edad Media, y no hace falta decir que nos hizo flaco favor).

Os prometo, que libro continuaba con todos los pensadores modernos, pero yo me quedé con estos. ¿Por qué? Supongo quie mi fascinación por el mundo clásico ya había comenzado y no sabía que años después me seguiría influyendo tanto. Curioso.

Bueno, si tenéis un adolescente aburrido en casa o vosotros mismo queréis reaprender sobre filosofía de una forma práctica, sencilla y amena, no dudéis en leer este libro. Por cierto, son más de quinientas páginas… (sin fotos). Pero es el libro más vendido sobre historia de la filosfía en el mundo e incluso tiene un artículo en la wikipedia.

Reblog this post [with Zemanta]

La Ilustración valenciana

Voy a tratar un tema en el que soy novata pero por motivos diversos me he tenido que poner las pilas últimamente. Me parece interesante saber que hubo un movimiento filosófico importante en lo que hoy es la Comunidad Valenciana dentro de lo que conocemos como Ilustración.

chiste-cientifico

Para ser fiel a la verdad, he de decir que la mayoría de la información que contiene este artículo procede de la página Artehistoria, un fantástica herramienta para los que nos dedicamos a este mundo. Simplemente voy a resumir y reorganizar un poco la información que nos ofrece dicha página.

Nos encontramos a finales del siglo XVII y principios del XVIII y en este contexto, surgen un grupo de científicos valencianos que darán un impulso al mundo de la Ciencia. Voya a partir de la premisa de que todos los que lean este artículo tengan ya una idea sobre la ilustración francesa y europea, base para entender lo que aquí se desarrolla.
Se dice que Juan de Cabriada es el auténtico fundador de la renovación científica española, al defender la experimentación como base de la ciencia moderna. Me permito citar una frase suya muy descriptiva del estado de la ciencia, no sólo en aquellos tiempos, sino también en la actualidad:

Que es lastimosa y aun vergonzosa cosa que, como si fuéramos indios., hayamos de ser los últimos en recibir las noticias y luces propias que ya están esparcidas por Europa“.

No es éste un autor aislado, sino que otros como José de Zaragoza, astrónomo jesuita y Crisóstomo Martínez, anatomista realizan trabajos similares. Comienzan también estos momentos una serie de tertulias en la capital valenciana, a veces de carácter literario, pero otras de temática humanista y científica. En la Biblioteca del Marqués de Villatorcas se reúnen en una tertulia las mentes del momento como Baltasar Íñigo, Juan Bautista Corachán, Tomás Vicente Tosca,  Manuel Martí y José Manuel Miñana y el bibliógrafo José Rodríguez, quien, siguiendo las pautas del sevillano Nicolás Antonio, redactará su valiosa Biblioteca Valentina.

El primero de los citados, Baltasar Iñigo, congrega a sus amigos en una nueva tertulia que se convierte en la Academia de Matemáticas. Ésta se mantendrá por los esfuerzos de Tomás Vicente Tosca, quien además, impartió clases en la Universidad como catedrático de matemáticas. Destacan dos obras suyas. El compedio Matemático utiliza lenguaje matemática e incorpora las conquistas de esta revolución científica. El Compedium Philosophicum trata sobre la filosofía natural con una fuerte impronta de Descartes y Gassendi.

Otro de los presentes en la tertulia del Marqués de Villatorcas, Manuel Martí, fue un importante editor de los Concilios de España con Vaticano, pero sobre todo un gran animador cultural que inspiró los trabajos de Jose Manuel Miñana y el principal ilustrado valenciano Gregorio Mayans y Ciscar.

Gregorio Mayans i Ciscar estudió gramática, retórica y poética y más tarde derecho en la Universidad de Valencia y en la de Salamanca. desde 1723 fue catedrático de Derecho en Valencia hasta que en 1733 Felipe V le nombra bibliotecario real en Madrid. Su obra se centró en estudios filológicos, literarios y filosóficos. De entre sus muy numerosas obras destacan: Orígenes de la lengua española, Institutiones philosophicas, Diccionario de la lengua castellana, Vida de Cervantes y un plan de reforma de la universidad  encargado por el marqués de Roda.

Gregorio Mayans i Ciscar

Gregorio Mayans i Ciscar

Tenía una controversia con el ilustrado valenciano Enrique Flórez, perteneciente a los agustinos, pues Mayans defendía el método crítico de la Historia y el agustino no se ceñía al rigor histírco cuando se trataba de leyendas piadosas o patrióticas.
Algunas de las características de Mayans fueron el fuerte sentimiento antijesuita que le marcó, su devoción por el erasmista valenciano Luis Vives, y el interés por la reedición de los clásico españoles, especialmente de nuestro Siglo de Oro.
Sin embargo, pese a la labor de los  discípulos de Mayans, el impulso ilustrado pierde vigor en Valencia en la segunda mitad de siglo, debido probablemente a  la captación de cerebros por parte del reformismo oficial -que atrae a la corte a los ingenios más brillantes, como pueden ser Jorge Juan, Francisco Pérez Bayer, Antonio Ponz, Juan Sempere y Guarinos o Antonio José Cavanilles-.
Esta descapitalización humana de la Ilustración regional se aprecia en la tardía consolidación y funcionamiento insatisfactorio de la Sociedad Económica de Amigos del País,  por medio de las tareas de sus comisiones de agricultura, industria y oficios, o de sus fundaciones, como la Biblioteca, el Gabinete de Máquinas o el Gabinete de Ciencias Naturales