Negatividad en el ambiente

Hoy he visto el telediario. No es algo extraordinario, ya que suelo hacerlo casi a diario. Pero hoy me ha hecho reflexionar. Se supone que en los informativos dan noticias, sin embargo, hoy daban sólo catátrofes. Ni una buena noticia, ni un respiro para el espectador que las sigue sin poder respirar.

Telediario

Telediario

Tienes dos opciones: o no prestas demasiada atención, como hace la mayoría de gente que las tiene de fondo mientras come, o las escuchas y te cabreas.

Sí, te cabreas, y no puedes evitarlo. Me niego a pensar que no haya en el mundo una sola noticia que sea agradable.

Hoy todo era crisis económica, desavenencias politicas, mujeres asesinadas por sus parejas o violadas por desconocidos, una patera con 250 personas, hombres y niños (¡qué barbaridad! ¿qué les pasará a estas pobres gentes en sus orígenes para que se embarquen en esa locura?), prostitución, alcaldes corruptos (hoy tocaba el caso de Coslada), tormentas, etc.

En fin, tan sólo cuando dan las noticias de los espectáculos y los deportes (¿por qué lo llaman deporte cuando quieren decir fútbol?) no se ponen catastrofistas, pero en el resto del informativo hay que sufrirlos.

En realidad sólo quería descargar aquí un poco de la energía negativa con la que me han dejado, para convertirla en una demanda de esperanza, o mejor dos:

  1. que cambie el mundo y no haya que dar más noticias de niños muertos en guerras, mujeres vejadas o apuros económicos.
  2. que si no ocurre lo primero, que es bastante improbable, al menos, los periodistas se esfuercen en poner un punto de optimismo sobre algunos temas, ya que muchas situaciones se producen por el miedo que la información que recibimos produce en nuestras vidas (véas el crack del 29) o por reflejo e imitación de lo que vemos en televisión (suicidios por moda, tiroteos en institutos, etc.).

Sin embargo, permitidme que os desee a todos un feliz día, con una imagen tomada en Roma, donde es imposible ser infeliz.

Victoria sobre el Monumento de Victor Manuel en Roma

Victoria sobre el Monumento de Victor Manuel en Roma

Anuncios

3 pensamientos en “Negatividad en el ambiente

  1. La ultima vez que estuve alli, los romanos no se sentian especialmente felices. Pagan muchos impuestos, tienen una elevada tasa de paro y precariedad laboral, ademas de unas infraestructuras años 60 en cuanto bus y tranvia.
    Quizás querias decir ¿se puede ser infeliz como turista en Roma?. La respuesta es no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s