Negatividad en el ambiente

Hoy he visto el telediario. No es algo extraordinario, ya que suelo hacerlo casi a diario. Pero hoy me ha hecho reflexionar. Se supone que en los informativos dan noticias, sin embargo, hoy daban sólo catátrofes. Ni una buena noticia, ni un respiro para el espectador que las sigue sin poder respirar.

Telediario

Telediario

Tienes dos opciones: o no prestas demasiada atención, como hace la mayoría de gente que las tiene de fondo mientras come, o las escuchas y te cabreas.

Sí, te cabreas, y no puedes evitarlo. Me niego a pensar que no haya en el mundo una sola noticia que sea agradable.

Hoy todo era crisis económica, desavenencias politicas, mujeres asesinadas por sus parejas o violadas por desconocidos, una patera con 250 personas, hombres y niños (¡qué barbaridad! ¿qué les pasará a estas pobres gentes en sus orígenes para que se embarquen en esa locura?), prostitución, alcaldes corruptos (hoy tocaba el caso de Coslada), tormentas, etc.

En fin, tan sólo cuando dan las noticias de los espectáculos y los deportes (¿por qué lo llaman deporte cuando quieren decir fútbol?) no se ponen catastrofistas, pero en el resto del informativo hay que sufrirlos.

En realidad sólo quería descargar aquí un poco de la energía negativa con la que me han dejado, para convertirla en una demanda de esperanza, o mejor dos:

  1. que cambie el mundo y no haya que dar más noticias de niños muertos en guerras, mujeres vejadas o apuros económicos.
  2. que si no ocurre lo primero, que es bastante improbable, al menos, los periodistas se esfuercen en poner un punto de optimismo sobre algunos temas, ya que muchas situaciones se producen por el miedo que la información que recibimos produce en nuestras vidas (véas el crack del 29) o por reflejo e imitación de lo que vemos en televisión (suicidios por moda, tiroteos en institutos, etc.).

Sin embargo, permitidme que os desee a todos un feliz día, con una imagen tomada en Roma, donde es imposible ser infeliz.

Victoria sobre el Monumento de Victor Manuel en Roma

Victoria sobre el Monumento de Victor Manuel en Roma

Anuncios

El dilema hoplítico y la democracia ateniense.

Nos encontramos en la Grecia arcaica (800-500 a. C.), con el nacimiento de la polis, y en esta situación surge el ejército hoplítico, caracterizado por ser un ejército compacto (es decir, ya no es el uno contra uno de la lucha aristocrática, como por ejemplo, el caso mítico de Héctor y Aquiles). Se trata también de un ejército de llanura, lo que produce un cambio en su armamento, como la espada para el caballo, la lanza para la defensa y el escudo de doble asa. Es, asimismo, un ejército adiestrado, lo que genera cierta dependencia del grupo.

Mapa de Grecia en la Antigüedad

Mapa de Grecia en la Antigüedad

En este contexto, surge la mentalidad hoplítica por parte del “demos“. El “demos” era una unidad de voto y de reclutamiento formada por agrostoi ( campesinos) y demiurgos (artesanos, comerciantes, sacerdotes, poetas…, es decir, trabajadores de la ciudad) que coinciden en el ejército hoplítico. Así surge el dilema hoplítico:

¿Por qué en el ejército todos somos iguales y en la ciudad no? ¿Por qué debo defender una ciudad que pertenece a la aristocracia?

Aclaremos primero que este problema viene de la stasis (confrontación) que se produce en la Grecia arcaica entre el demos y los eupátridas (aristocracia). El demos, compuesto como hemos dicho por campesinos y demiurgos, tenía algunas diferencias entre sus miembros. Los campesinos son un elementos pasivo, de base rural y que aspira a poseer tierras para no caer en endeudamiento. Los demiurgos son el elemento activo, de base urbana y cuyo interés es el acceso al poder político, acaparado por la aristocracia.

A partir de aquí se suceden varios intentos de solución de la stasis. El primero de ellos es a través de los legisladores. Dracón en Atenas o Licurgo en Esparta (recordemos que se tratan de ciudades-Estado, no de una nación homogénea) son nombrados por la aristocracia para solucionar el conflicto codificando una serie de leyes; sin embargo, legislan sobre temas secundarios como la familia, el lujo o los derechos de aguas y suelos, que no son la raíz del problema.

El segundo intento, es a través de los tiranos, siendo Pisitrato un ejemplo de ellos. Los tiranos eran aristócratas no primogénitos que lideraban al demos. Teníen cierta solidarida entre tiranos, de forma que cuando uno tenía problemas en su ciudad otro acudía con su ejército a sus ayuda, pero nunca generaron dinastías. Se apoyaban en la religión popular, no en la aristocrática, para ser más cercanos. Sus medidas eran demogócicas. Mejoraron el nivel de vida de los agrostoi bajando los impuestos y  repartiendo tierras y realizaron obras públicas que favorecían  a los demiurgos, sin embargo, tampoco solucionaron el problema.

Panoplia de un hoplita griego

Panoplia de un hoplita griego

Será la llegada de la democracia ateniense lo que paulatinamente haga cambiar la situación. En el siglo VI a. C., Solón, abolió el hectemorado (los campesinos endeudados) e hizo una serie de medidas económicas para potenciar el comercio, ya que Grecia no era una tierra fértil, como prohibir la exportación de productos, excepto de aceite (que al ser un producto elaborado, producía mayores beneficios y potenciaba así su producción) e introdujo la moneda y pesos y medidas estándares. Solón dividió la sociedad en clases según su riqueza:

  • pentakosiomedimnoi (aquellos que tenáin una renta superior a quinientos medimnoi)
  • hippies (caballeros, con renta entre 300 y 499 medimnoi)
  • zeugitas (con rentas entre 200 y 299 medimnoi, lo que equivalía a unas 5 hectáreas de terreno)
  • thetes ( con rentas inferiosres a las citadas).

Las medidas de Solón fueron muy importantes y sirvieron de modelo al mundo romano, pues los Decemviri encargados de escribir las Doce Tablas, enviaron en primer lugar una expedición a Grecia para conocer las reformas de Solón.

También en el siglo VI a. C. Clístenes fue quien reorganizó las tribus (anteriores unidades de voto y reclutamiento) formando el demos. Amplía a 500 el número de miembros de la Boulé, dejando el Consejo del Aerópago -aristocrático- como órganos consultivo, logrando mayor pluralidad y realiza también una reforma en el ejército.

En el siglo V a. C. Efialtes proporciona mayor poder a la Asamblea (formada por todos los ciudadanos varones, mayores de edad) y a la Boulé y permite el acceso de los zeugitas a las magistraturas. Con Pericles, también en el siglo V a. C. llegarán las medidas más importantes:

Realiza una política exterior expansionista, con un nuevo sistema de colonización, conocido como klerukía. Remunera los cargos políticos, con lo que da la posibilidad de acceso real de los zeugitas a las magistraturas, ya que hay que tener en cuenta, que si para ejercer el poder político necesitas tener tiempo libre, significa que no necesitas trabajar para dedicarte a ello. Potencia el nacionalismo al otorgar subvenciones a los pobres atenienses. Además fomenta la economía agraria y comercial y lleva a cabo un importante plan de reformas urbanísticas en la Acrópolis de Atenas.

Así, queda solucionada la stasis producida por el dilema hoplítico, con el acceso al poder público y la mejora de condiciones en la clase baja.

Del mono al hombre.

Muchos son los problemas que se encuentra la gente a la hora de ubicar los acontecimientos de la Prehistoria en su correcta cronología. Aquí vamos a esbozar unas notas básicas para, más adelante, explicar el controvertido periodo del Paleolítico. Daremos unas pinceladas báscicas sobre los primeros investigadores para  conocer, a continuación, la evolución de la familia de los homínidos y del género homo en particular. No vamos a entrar en las características físicas de cada una de las especies de la evolución (capacidad craneana, molares y premolares, arco occipital, mandíbula, dimorfismo sexual, etc); ni en la cultura material asociada a cada especie y etapa porque llevan implícita una terminología muy compleja que puede asustar a los lectores habituales.  Espero, en cualquier caso, que este texto de algo de luz en este periodo ensombrecido por la lejanía.

Sólo apunto una nota básica para entender las cronologías. Cuando usamos m. a., nos referimos a millones de años, mientras que si usamos b. p., estamos hablando de “before present”, es decir, antes del presente (para quien no sepa inglés), tomando como fecha del presente 1950. Como son fechas de miles de años, son datos aproximativos que se han obtenido a través de técnicas de datación relativa o absoluta.

Cuadro cronológico del Paleolítico

EL PALEOLÍTICO. ETAPAS.

Para ver la evolución del hombre nos centramos en el período Paleolítico, concretamente en sus dos primeras fases Paleolítico Inferior (2’5 m. a- 125.000 b.p.)  y Paleolítico Medio (125.000 b.p. -35.000 b.p.) , ya que en el Paleolítico Superior (35.000 b.p. -10.ooob.p.) nos encontramos ya con el hombre moderno, es decir, el Homo Sapiens perfectamente evolucionado. Además el Paleolítico coincide con el Pleistoceno, etapa climática anterior al Holoceno (que es el periodo en el que nos encontramos ahora y empieza con el Neolítico).

LOS PRIMATES. LA FAMILIA DE LOS HOMÍNIDOS.

Cuadro evolutivo de los Primates

La familia de los Homínidos se divide en cuatro géneros, que se subdividen a su vez en diferentes especies.

  • El género más antiguo dentro de los homínidos es el Ardipiteco Ramidus con 4’4 m. a. de antigüedad.
  • Quizás el género más conocido sea el Australopiteco, propio del sur de África, que se divide en cuatro especies: Anamensis (4’2 – 3’9 m. a.), Afarensis (4 – 2’5 m. a.) cuyo emblema es el hallazgo de la famosa Lucy y antecesor del Africanus, Barehghazali (3’5 -3 m. a.) que fue el primero en hallarse fuera del Este o Sur de África y Africanus (3 – 2 m. a.), antecesor del género Homo.
https://i0.wp.com/www.elpais.com/recorte/20070725elpepifut_1/LCO340/Ies/Reproducccion_hominido_i_Lucy_i.jpg

Reconstrucción de Lucy, pequeña Austrolopiteco Afarensis.

  • Otro género de la familia de los Homínidos es el Parántropo, del que conocemos dos especies: Bosei (2’2 – 1’2 m. a.) y Robustus (2 – 1 m. a.).
  • El cuarto género es el género Homo, que desciende como hemos dicho del Australopiteco Africanus, que desciende a su vez del Australopitecus Afarensis.

EL GÉNERO HOMO.


Estas son las especies básicas que podemos encontrar dentro del género Homo.

  • El Homo Habilis data desde 2’3 m. a. hasta 1’6 m. a., y la especie conocida como Homo Rudolfensis, de 2′ 6 m. a. que perdura hasta 1’3 m. a. se ha pensado que podría tratarse de un Homo Habilis Temprano.
  • Más moderno es el Homo Erectus cuyos restos se remontan a hace 1’8 m. a. y se extienden hasta 0’15 m. a. Dentro del Homo Erectus distinguimos varias subespecies por su variabilidad morfológica: H. Erectus Esteafricanus o h. Ergaster 1’8 -1’5 m. a. que se propone como el colonizador de Asia, H. Erectus Atlantropus 0’7 m. a. y H. Heidelbergensis 0’6 – 0’3 m. a. De este último, H. Heilderbergensis se han encontrado en Atapuerca (Burgos) los restos más abundantes y completos de esta especie en todo el mundo.
  • Chico de Gran DolinaEl siguiente eslabón en la rama evolutiva sería el H. Antecesor, descubierto en el yacimiento de Atapuerca hace 0’78 m. a., que por sus rasgos modernos es considerado el antecesor de la especie sapiens.
  • Dentro del H.  Neanderthalensis, encontramos dos tipos: temprano (230 000 – 150 000 b. p.) y clásico (150 000 – 28 000 b. p.). 
  • Por último, el Homo Sapiens Sapiens vivió desde el 40 000 ó 35 000 b. p. hasta la actualidad. Esto significa que los hombres modernos y los neandertales convivieron unos años, hasta la desaparición del último Neandertal en Granada, y no se descarta que pudiera haber hibridación entre ambas especies.

Las peripecias de Cristóbal Colón

Me ha costado mucho decidirme a escribir este artícul. Una de las razones es que no es una de las épocas históricas que más me gustan, pero sobre todo, porque es un acontecimiento del que la gente, en general, sabe mucho. Además es un tema peliagudo con algunos asuntos sueltos, por ejemplo la misma nacionalidad del protagonista ha sido ampliamente debatida y algunos incluso dudan de que fuera él el primero en llegar (fenicios, romanos y vikingos son algunas de las teorías).

Sin embargo, creo que era un tema que debía estar presente en este blog y no ha faltado por ello. Espero que resulte claro porque es difícil resumir tanta información sin dejar detalles curiosos, pero sin aburria.

LA RIVALIDAD ENTRE CASTILLA Y PORTUGAL

En el siglo XV se hacen frecuentes la escaramuzas bélicas en el Norte de África por parte de los castellanos, lo que los africanos dieron a llamar “razzias” (conquistas no fijas cuyo fin es hacerse con las riquezas del lugar). De esta forma vemos en Castilla un carácter feudalista de conquista por la fuerza, muy diferente del caracter comercial de la vecina Portugal, con fines, ésta última, comerciales.

Pronto, el expansionismo hacia el Sur de Castilla le llevará a una clara rivalidad con Portugal que conducirá hacia la forma del Tratado de Alcaçovas-Toledo en el año 1479-1480, por el cual delimitarían las posibles áreas de dominio de ambos estados.

Con la muerte de Enrique IV, se unen la Corona de Castilla y Aragón, mediante el matrimonio de Isabel la Católica (hermana y sucesora de Enrique) y Fernando de Aragón. Se combinan así el espíritu emprendedor y económico de los catalanes con el empuje conquistador de los castellanos, que convergerán en el descubrimiento de América en 1492. Pero no adelantemos acontecimientos.

LAS RAÍCES DEL PROYECTO COLOMBINO

Colón fue un navegante genovés que recibió formación sobre navegación y cartografía. Sus viajes desde joven lo relacionaron con el comercio catalán y se estableció en Lisboa para participar con los portugueses en sus actuaciones en la costa de África. En Azores y Madeira contactó con el negocio del azúcar, pero no le va muy bien, y ya se plantea buscar una ruta hacia Asia sin pasar por África. En 1474 lee una de las cartas de Toscanelli, en la que afirma que la costa portuguesa está más cerca de Asia de lo que se piensan. Colón, en sus hipótesis, sigue a Ptolomeo que afirma que la Tierra es redonda, pero más pequeña de lo que realmente es (cree que hay 2 600 millas entre Canarias y Japón, cuando en realidad son 10 400 millas). Éste fue el error de Colón, pues situó Japón (conocido por sus coetáneos como Cipango) en las Antillas, siendo Canarias y Madeira las islas previas a la llegada.

Con todos estos datos, presenta en 1484 el proyecto ante Juan II (rey de Portugal), que nombró una comisión para estudiar la propuesta. Las deliberaciones dieron como resultado el rechazo  de la misma, pues ya posíean una ruta segura hacia el Este y no creían viable la idea de Colón. Colón acudió a Castilla, a Inglaterra y a Francia, donde también fue rechazado, y no confromándose con la negativa, volvió de nuevo a Castilla.

Fueron los monjes franciscanos de la Rábida quienes le presentaron al duque de Medina- Sidonia, quien se sintió interesado y le ofreció presentar el proyecto ante los reyes de Castilla y Aragón. Los Reyes Católicos le recibieron en 1486 en Alcalá de Henares y más tarde, en Madrid. Una comisión se reune y accede, no sin dudas, a la propuesta.

Con la financiación de algunos nobles andaluces y las dos carabelas de pescadores que habían incumplido los tratados con Portugal, pescando ilegalmente, la Corona reúne la base de la expedición. A las carabelas de la Pinta y la Niña, se une la nao gallega Santa María. Para llevar a cabo la empresa, era necesario un convenio con los Reyes Católicos que recogiera las suficientes garantías jurídicas.

LAS CAPITULACIONES DE SANTA FE (17 DE ABRIL DE 1492)

Proporcionan a Colón y sus herederos el título de Almirante, Virrey y Gobernador y además, podía cubrir todos los cargos administrativos y gubernamentales de estas zonas.

Le garantizan el 10 % neto de todas las riquezas y la octava parte de las ganancias de las exppediciones posteriores.

Le otorgan el poder de juzgar los litigios producidos por  las mercancías traídas de las conquistas.

Muchos investigadores creen (y yo) que estas capitulaciones son fruto de que los Reyes Católicos no espraban que estas expediciones fructificaran pues sino, no hubieran sido tan generosos con las concesiones.

Eligieron el Puerto de Palos por varias razones:

  • La existencia de marinos cualificados y una excelente flota.
  • El interés personal de Colón por compensar el esfuerzo económico de los andaluces.
  • La pertenencia de parte de la villa (que comprendía el puerto) a los Reyes, que la habían comprado.
  • El apoyo de las principales familias de marinos al pryecto, por ejemplo, Los Pinzón.

De esta manera, el 3 de agosto de 1492 zarpa del Cabo de Palos, dirección Oeste, rumbo a Canarias en busca de la ruta de las especias hacia Catay (China) y Cipango (Japón), a través de Océano sin bordear toda África y el Índico como se hacía hasta entonces. Todos sabemos, que no fue ésto lo que encontró, sino un nuevo continente, “el nuevo mundo” habitado por gentes sencillas, de culturas maravillosas, lleno de diferentes especies de flora y fauna, enormes ríos y montañas, un uevo oceáno e, incluso, con otro color de cielo.