Las tragedias de Shakespeare

Hacía ya tiempo que no dedicaba una espacio al mundo farandulesco y qué mejor que dedicárselo al más conocido dramaturgo de todos los tiempos. De todos es conocido William Shakespeare y sus obras han llegado al conocimiento de las masas más populares. Dejaremos de lado su faceta como autor de poemas y nos centraremos en su obra como dramaturgo. Dada la amplitud de obras escritas por este autor (algunos dudan que realmente las escribiera él todas) sólo veremos en profundidad las tragedias.

No quiero, sin embargo, dejar de citar que fue autor de magníficas comedias (El sueño de una noche de verano, La fierecilla domada, Mucho ruido y pocas nueces…) y de muchísimas obras históricas (Enrique V, Marco Antonio y Cleopatra, Julio César– que tiene una magnífica versión cinematográica de Mankiewicz...), aunque algunas de ellas corresponden también al género trágico.

La primera de sus obras Tito Andrónico, es la tragedia más cruenta de cuantas escribió con posteridad. Sus personajes principales son los que siguen:

* Tito Andrónico, gran general romano. Encarna el honor.

* Marco Andrónico, tribuno y hermano de Tito. Representa la lealtad a los suyos.

* Lavinia, hija de Tito y amada de Bassiano (hermano del Emperador). Personaje femenino que encarna la bondad y la pureza.

* Saturnino, Emperador de Roma. Representante del poder y del abuso del mismo.

* Tamora, reina goda, cautiva de Tito que se convertirá en Emperatriz de Roma. Personaje femenino que representa la lascivia, la avaricia y la perfidia, en definitiva.

* Aarón, siervo moro y amante de Tamora. Cruel y malvado antagonista. Es el anticristo en persona.

* Lucio, Quinto, Marcio y Mucio, hijos de Tito. Defensores del honor, cada uno a sus manera y sufridores de desgracias varias

* Alarbo, Demetrio, y Chirón, hijos de Tamora. Ejecutores del mal.

Con este reparto se sucede una historia de odios y traiciones de mentiras, luchas por el poder, locuras y demencias por las terribles desgracias y humillaciones, y, como guinda, una despiadada venganza. Una fantática versión cinematográfica que recomiendo encarecidamente es Titus, protagonizada por el genial Anthony Hopkins y Jessica Lange.

Le siguió la archiconocida Romeo y Julieta, eterna lucha entre los Montesco y los Capuleto, a pesar de la cual dos jóvenes pertenecientes a estas familias deciden amarse hasta la muerte. Y no debieron hacerlo, porque parecen destinados a cumplir su promesa. Con una serie de malentendidos jugando con la muerte, irremediablemente llegan hasta ella. Es una de las obras más representadas teatralmente, desde los centros escolares hasta el mundo profesional, pasando por los grupos amateurs de todo el mundo. Sus versiones cinematográficas también son abundantes, de las que aún no he visto ninguna que realmente me haya valido la pena. Si alguien la ha encontrado, que no dude en recomendármela.

Las más aclamadas fueron las cuatro escritas en los siete años que transcurrieron entre 1601 y 1608. A saber: Hamlet, Otelo, El rey Lear y Macbeth.

La historia de Hamlet, narra la necesidad de venganza de un hijo hacia su padre, anterir rey de Dinamarca asesinado por quien esposará a su mujer y se coronará en su reino. Contiene uno de los más brillantes monólogos masculinos del mundo teatral. Hay multitud de versiones cinematográficas sobre esta obra, pero me quedo, sin lugar a dudas, con la recientemente dirigida por Kenneth Branagh, que logra cpntar la historia con fidelidad al autor y con el dinamismo suficiente que el medio audiovisual require. Para mí, una obra de arte, menos reconocida de lo que se merece.

Otelo, el moro de Venecia, que a pesar de su raza no es presentado como un villano, sino que será yago, el antagonista de toda la trama. También ha sido llevada al cine y versionada para la ópera. Se trata de una obra llena de matices, con complejos personajes, desde los más importantes hasta los secundarios. Gran calidad.

El Rey Lear decide dejar la dirección de su reino en sus tres hijas, pero para ello las somete a prueba. Pronto se sentirá abandonado y sólo algunos fieles al rey intentarán devolver el reino a su antiguo propietario. La obra describe las consecuencias de la irresponsabilidad y los errores de juicio de Lear, y de su consejero, el duque de Gloucester. Finalmente, el poder queda en manos de la hija malvada y no a la bondadosa, Cordelia, quien muere en un final sobrecogedor, al igual que sus pérfidas hermanas y el oportunista hijo bastardo del conde de Gloucester.

En cuanto a Macbeth, hay quien piensa que esta tragedia fue obra de Thomas Middleton, pues tiene importantes similitudes son su obra La Bruja. Sin embargo, es una de las tragedias más populares del autor que nos ocupa. Está ambbientada en los sucesos históricos que acontecieron en Escocia hacia el siglo XI. Dos de sus temas recurrentes son la ambición y las visiones, que se repiten a lo largo de esta reputada obra.

Como características generales podemos encontrar, que en ellas el amor es una arma para el sufrimiento, la venganza y la traición como partes fundamentales de las vidas de los atormentados personajes y la muerte como destino de gran parte del reparto de la mayoría de sus tragedias. Se suele decir que en las tragedias shakespearianas “muere hasta el apuntador”.

Por último, os dejo con una gran frase de este autor:

“Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras”

La semana que viene post especial primer aniversario y probablemente, cambio de look.

Os espero.

Anuncios

13 pensamientos en “Las tragedias de Shakespeare

  1. Buen repaso a las tragedias de Shakespeare. Sirve de recordatorio a los que ya las conocíamos y de amena introducción al que todavía no se ha atrevido con el genio de Stratford.
    Sobre “Romeo y Julieta”, bueno, a mí no me parece mala la versión de Franco Zefirelli de 1968, y esta última que Baz Luhrmann (cuyo “Moulin Rouge” no soporto)hizo en 1996 trasladándola a nuestros días.
    Comentar que existe una grandísima versión de EL Rey Lear titulada “RAN” de Akira Kurosawa. Muy fiel, simplemente traslada la acción al Japón Medieval. Curioso que un Japonés haya sido uno de los mejores adaptadores de Shakespeare. Como muestra este “RAN” o la adaptación que hizo de “Macbeth” en “TRONO DE SANGRE”.
    Saludos!

  2. q sepas q me e leido todo el tocho y no pienses que tiene q ver con que este en la lan party desde las 8 de la mañana y no tengo nada que hacer (porque acertarias)

    por cierto, las criticas que hay en el enlace de Titus no son muy buenas, pero bueno, supongo que esos criticos no seran tan teatreros “raros” como tu y antonio ramon… xD

  3. La unica de las que has puesto que no he leido ni he visto version ha sido la de Tito Andronico. Por cierto con version cinematografica.
    Pero las demas tragedias de Shakespeare que he leido me han dejado flipado. Cuanta matanza. No hay mas que leer Hamlet (por cierto una de mis pelis de dibujos favoritas esta inspirada El rey leon) o Macbeth
    Por cierto esta ultima demuestra como el miedo, la supersticion y una mujer ambiciosa (luego arrepentida) pueden transformar a un hombre noble en un autentico monstruo
    Por cierto la supersticion. La fantasia estaba presente en casi todas sus tragedias. Igual que el travestismo femenino estaba en casi todas las comedias. Seria una forma de burlarse de que los hombres tuvieran que hacer de mujeres

  4. Pingback: De los vikingos a Dinamarca. « La Potnia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s