La Revolución Húngara de 1956

Es habitual en la historia Contemporánea estudiar diversas revoluciones. Las más paradigmáticas y repetidas hasta la saciedad son la Revolución Francesa y la Revolución Industrial. Pero confío en que estas ya las conocéis. Asimismo , creo que es habitual, desde nuestra óptica eurocentrista, y además, occidental, conocer la Historia de países como Francia e Inglaterra, sobre todo, y en menor medida de Alemania, o Italia. Por estos motivos me ha parecido interesante contar un suceso de un país reciente, que obtuvo su autonomía del Imperio austro-húngaro en 1867 con el Compromiso de Ausleigh, que le dotó de un parlamento propio en Budapest. Tras la derrota de los imperios centrales en la Primera Guerrra Mundial, ésta consiguió su independencia convirtiéndose en la República Soviética de Hungría, aunque con diferntes fronteras a las actuales.

Tras la Segunda Guerra mundial, toma el poder Gerö (1949-1956) que forma un gobierno monolítico de carácter socialista.

Es en 1956 cuando una manifestación solicita una democracia popular con:

  • Socialismo democrático
  • Reforma agraria

La intervención militar y policial y de las tropas rusas (por el Pacto de Varsovia) relevan al reformista Nagy en el poder.
En dicha situación, las fuerzas policiales (A. V. H.) y luego un Consejo Obrero, toman ciertas medidas:

  • Control de empresas nacionalizadas
  • Supresión de normas anti-populares
  • Retirada de tropas soviéticas
  • Libertades y derechos para los húngaros

 

Estas circunsatancias no son favorables a la URSS -recordemos que nos encontramos en plena Guerra Fría– por lo que interviene de nuevo el ejército ruso y pone en el poder a Kadar. Las consecuencias no se hacen esperar. No cuenta con el apoyo popular, por lo que retrasa dos años las elecciones. El porcentaje de retorno de los deportados a la URSS (en la zona siberiana, por supuesto) fue muy escaso. Creció así un fuerte sentimiento antirruso. Todo ello repercutió en una mala situación económica, con bajos salarios y escasos bienes de consumo.
Finalmente, el status quo fue el siguiente:

  • Gran número de muertos, heridos y exiliados
  • Permanencia de tropas rusas en Hungría (vigilancia)
  • Vuelta al monolitismo político

El fracaso puede hacernos pensar que se trató de una revolución insignificante, sin embargo, ésta y otras revoluciones similares (Primavera de Praga, Sindicato Solidaridad en Polonia…) nos daban ya señales de que el desmembramiento de la URSS era ya cercano.

Anuncios

7 pensamientos en “La Revolución Húngara de 1956

  1. “El fracaso puede hacernos pensar que se trató de una revolución insignificante, sin embargo, ésta y otras revoluciones similares (Primavera de Praga, Sindicato Solidaridad en Polonia…) nos daban ya señales de que el desmembramiento de la URSS era ya cercano.”

    Quiero decir que 1956, primer golpe a la unidad con los acontecimientos en Hungría, 1968, segundo paso con la Primavera de Praga y en 1980-81 los sucesos del Sindicato Solidaridad. En tiempo “real” o de vida pueden parecer sucesos muy alejados, pero el “tiempo histórico” es un tiempo que se mide a medio y largo plazo. Por ello, estos sucesos que a primera vista pueden parecer alejados, son eslabones de una misma cadena que llevan a una misma dirección: el desmembramiento de la URSS.

  2. Entiendo tu razonamiento pero no estoy de acuerdo contigo.Espero debatir eso en persona en 2008 alrededor de un café. Ya hablamos. Feliz año nuevo y pasatelo bien donde quiera que te vayas de viaje. Yo me quedo aquí como casi todos y…..me encanta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s