Ríos, lagos y lagunas en España.

Ya estuvimos hablando anteriormente del relieve español, por lo que me parecía necesario completarlo con la hidrología (estudio de los recursos acuáticos) española. En este caso, sólo nos vamos a detener en los recursos hídricos continentales (ríos y lagos o lagunas) dejando al margen los mares y océnaos que nos rodean.

LOS RÍOS.

El caudal y el régimen de los ríos, así como su vertiente y cuenca hidrográfica se ven determinados por el clima y el relieve. En España hay ríos de vertiente cantábrica, atlántica y mediterránea. En Baleares y canarias, no hay ríos propiamente dichos, sino arroyos y torrentes.

La vertiente cantábrica:

Los ríos de esta vertiente son numerosos y cortos, pues nacen en las montañas que están cerca de la costa. Son ríos caudalosos y regulares debido a las abundantes y constantes precipitaciones. Destacan el Bidasoa, el Nervión, el Nalón y el Narcea.

La vertiente atlántica:

Los ríos de esta vertiente los dividimos en dos zonas. Los ríos gallegos, como el Miño y el Sil, son caudalosos y regulares. Sin embargo, el resto de ríos de esta vertiente, como el Duero, el Tajo, el Guadiana y el Guadalquivir, son largos y con numerosos afluentes, pero irregulares debido a las escasas precipitaciones de la zona y presentan estiaje en verano.

La vertiente mediterránea:

Excepto el Ebro, se trata de ríos cortos e irregulares, con fuerte estiaje en verano, y con fuertes crecidas debido a las lluvias torrenciales del otoño. Destacan además, el Ter, el Llobregat, el Túria,  Júcar y el Segura.

LOS LAGOS Y LAGUNAS.

Aunque en España existen numerosos lagos y lagunas, son, en general, de pequeño tamaño y de carácter estacional, por las escasas precipitaciones. Según el origen distinguimos tres tipos de lagos y lagunas: endógenos, exógenos y mixtos.

Entre los lagos o lagunas endógenos destacan  los de carácter volcánico, que ocupan antiguos cráteres como la Laguna de Fuentillejo (Ciudad Real); y los de tipo tectónico, que se forman en bloques hundidos del terreno, como la laguna de La Janda (Cádiz).

Entre los lagos y lagunas de tipo exógeno, existen cinco subtipos. Los glaciares se forman en las zonas erosionadas por el hielo, como los lagos pirenaicos y de la Sierra de Gredos, y el lago de Sanabria (Zamora). Los lagos kársticos son los formados en zonas afectadas por la disolución de calizas, siendo el ejemplo más destacado las Lagunas de Ruidera (entre Albacete y Ciudad Real). Los lagos arreicos son los más comunes en España y se forman en tierras llanas y áridas del interior, como las Tablas de Daimiel (Ciudad Real). Los lagos eólicos, como su nombre indica se forman en cuencas formadas por la erosión del viento, tal es el caso de los lagos del Ampurdán (Girona). Los lagos litorales se forman en la costa, como el Mar Menor (Murcia) la Albufera de Valencia, las marismas del Guadalquivir o el Delta del Ebro.

Por último, los lagos mixtos, son aquellos originados por la combinación de varios de los factores enumerados anteriormente. Un ejemplo serían los Lagos de Banyotes (Girona) de origen tectónico y kárstico.

Si alguien quiere más información, puede consultar la página del Ministerio de Medio Ambiente en su apartado dedicado al agua en España.

About these ads

12 pensamientos en “Ríos, lagos y lagunas en España.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s